InicioCULTURALEl nacimiento de la Marina Mercante mallorquina

El nacimiento de la Marina Mercante mallorquina

Published on

Mallorca, como isla ha tenido que vivir permanentemente pendiente de la mar que ha sido fuente de su supervivencia. No debemos olvidar que los primeros pobladores debieron llegar a bordo de alguna improvisada y precaria embarcación, huyendo de algún peligro en el continente o bien a causa de algún naufragio, muchos autores se decantan por la llegada voluntaria buscando mejorar sus medios de vida. Después, esta misma mar les ayudó a poder conseguir complementos para su alimentación y con el tiempo les acercó visitantes con los cuales entablar relaciones comerciales, adquiriendo conocimientos y nuevas técnicas.

Muchos de los alimentos o enseres, se conseguían o llegaban a través de la mar. Esto hizo que se despertara el interés de los isleños por mejorar sus conocimientos o para intentar dominar la mar, surcándola con embarcaciones que ellos mismos construían.

Desde la antigüedad, la fama ha precedido a los marinos y geógrafos mallorquines, y también a sus embarcaciones, construidas en las mismas atarazanas de las ciudades o algún pueblo costero. Famosos fueron en su época los corsarios, fuentes de las mayores fortunas de la isla, pero también sus mercantes, que ocasionalmente tenían que acudir a algún puerto extranjero a adquirir alimentos en épocas de escasez o hambruna. Los navíos más comunes eran los jabeques, pingues, faluchos, polacras, fragatas, llaüts, etc, normalmente con nombres dedicados a Santos.

Pero lo que era tráfico regular, no estaba establecido como tal, sino que se aprovechaba la salida de algún mercante para el puerto de interés y se llegaba a un acuerdo con su capitán para poder hacer el viaje. La correspondencia la transportaba algún mercante que tuviera el contrato con el estado. Es obvio que todos los barcos iban a vela, no existía el tráfico regular y sus salidas se efectuaban cuando lo decidiera el armador o el capitán en conveniencia con la carga o la meteorología.

Llegado el siglo XIX una naviera de Barcelona vio la posibilidad de establecer una línea regular con vapores mixtos de ruedas y velas con Palma y en 1834 adquirió un navío al que bautizó con el nombre de “Balear” realizando el primer viaje el 19 de enero de 1834. El interés de la compañía propietaria era una línea regular entre Barcelona, Palma y Mahón, pero a pesar de que su implantación fue toda una novedad, su duración fue efímera, pues en junio del mismo año se retiró del servicio con las islas para dedicarlo a otras rutas. Esta misma naviera, a finales de 1834, destinó a esta línea a otro barco también mixto de ruedas y vela, aunque un poco menor “Delfín” y realizó una serie de viajes, pero siempre de forma irregular hasta 1837, año en el que también fue retirado.

El armador mallorquín D. José Estade tenía en esta época la contrata del transporte del correo por medio de un buque de vela. Vio las posibilidades que ofrecía el uso del vapor y constituyó una sociedad formada por prohombres y empresarios mallorquines para la compra de un vapor y dedicarlo al transporte de la correspondencia, pero también de carga y pasajeros de una forma regular. Así, a principios de septiembre de 1837, llegó a Palma “El Mallorquín”, el primer buque a vapor de nuestra matricula. Era un buque muy bien equipado para el transporte de pasajeros y con camarotes suntuosos de primera clase. En este barco llegó a Mallorca en 1938 el músico Federico Chopin y su compañera George Sand, regresando en el mismo buque algunos meses después. En su libro “Un Invierno de Mallorca” hace un relato del viaje en este barco quejándose de lo mal que lo habían pasado por el mal tiempo, pero también por los chillidos de un cargamento de cerdos que les amargaron la travesía. Hacia el año 1861, después de una vida muy activ,a fue dado de baja y desguazado.

En 1850, una nueva sociedad mallorquina, adquirió otro vapor de ruedas “El Barcelonés”, que sería destinado al servicio regular entre Palma y Barcelona. También realizó otras travesías puntualmente y ya en 1873 se dio de baja y fue desguazado.

La Empresa Mallorquina de Vapores, adquirió en 1856 el vapor “Rey D. Jaime I” y en 1858, esta misma empresa, adquirió el vapor “Rey D. Jaime II”. Ambos buques tenían la particularidad de estar construidos enteramente de hierro. Estos dos navíos siguieron operando en rutas alternativas con los puertos de Barcelona, Valencia y otros en competencia en su momento con el “Mallorquín”, que más antiguo, fue siendo relegado hasta su desguace. Después de muchas singladuras llenas de historias el “Rey D. Jaime I” en 1889 y el “Rey D. Jaime II” e 1890 terminaron desguazados en el puerto de Barcelona.

Todavía habría otro vapor de ruedas con matrícula de Palma, el “Mallorca”, adquirido en el año1864, y como los demás dedicado a rutas con la península y Mediterráneo. Fue desguazado en Barcelona en 1892.

Y llegamos al primer buque propulsado por hélice, el “Unión” que fue adquirido en 1870 aunque había sido construido en 1852. Este buque había efectuado viajes trasatlánticos a las Antillas, costa americana o África. Su conservación era excelente y navegó hasta 1900

Con este último buque podemos decir que terminamos nuestra primera etapa de los barcos a vapor y de ruedas y comienza la época de los buques a hélice.

Latest articles

Inauguración de la exposición ‘Una passejada pels nostres arxius’

Se trata de una muestra que reúne los documentos de más de 20 archivos...

19 equipos emprendedores participan en el programa APTENISA en el ParcBit

Estas sesiones serán una oportunidad para inspirarse y aprender de las experiencias de otros...

Ayudas de Kit Consulting para la digitalización de PYMES

Con una financiación inicial de 150 millones de euros de los fondos NextGenerationEU, esta...

Two Little Rooms – Sant Joan 2024: Concierto de Aina Zanoguera y Gori Matas

No te pierdas la oportunidad de ser parte de esta experiencia musical inolvidable y...

More like this

Inauguración de la exposición ‘Una passejada pels nostres arxius’

Se trata de una muestra que reúne los documentos de más de 20 archivos...

19 equipos emprendedores participan en el programa APTENISA en el ParcBit

Estas sesiones serán una oportunidad para inspirarse y aprender de las experiencias de otros...

Ayudas de Kit Consulting para la digitalización de PYMES

Con una financiación inicial de 150 millones de euros de los fondos NextGenerationEU, esta...