Guillem Vizcaíno, Campeón del Mundo de Peonza

El mallorquín Guillem Vizcaíno se ha proclamado campeón del Mundo de Peonza en estilo libre y además las elabora con sus propias manos

06/12/2020

Guillem Vizcaíno, Campeón del Mundo de Peonza
/
/
/
Guillem Vizcaíno, Campeón del Mundo de Peonza

Guillem Vizcaíno, Campeón del Mundo de Peonza

No es fácil contemplar ciertos heroísmos. Ciertas empresas de envergadura superior a las cinturas que nos soportan. A las ingeniosas verdades y a la aplicación de un cerebro embadurnado de solsticios. Lo primitivo se aleja con la suerte de un chasquido en la hierba. Un incendio de madera verdadera, de la que el torno convierte en masa utilitaria para el jolgorio de las estrellas. Hay un sonrisa perversa en todo éxito, un sonido que cae ladera abajo dando vueltas sobre su eje de gravedad, pero en leve levantamiento de presas. Un líquido feliz que se plasma en las manos de un niño y un abuelo. La misma contemplación. La única mina de sonrisas vivientes. Una peonza se sirve igual de una espalda doblada que de una erguida que apuntala la otra. Todas las generaciones contemplan bajo el mismo influjo hipnótico las manos de Guillem cuando lanza su láser de acebuche.

Ser campeón del mundo no le ha cambiado la vida. Sigue con sus ensayos para sus próximas funciones circenses con el Teatre Bover y con su propia compañía ATIROFIJO CIRC, junto a su pareja Mari Paz Arango. El hecho casi anecdótico de haberse presentado por insistencia de sus amigos de Pollença Xisco Valls y Josep Sina que ocuparon la sexta y quinta posición respectivamente, le ha catapultado a la primera posición en estilo libre y a la segunda en estilo tradicional/libre.

DSC09777.JPG

Después de que una lesión de hombro lo mantuviera alejado de sus funciones, un amigo le regaló una peonza de plástico para que pasara el tiempo. Así fue como recordando a unos niños que había visto unos años antes, se lanzó la peonza a la mano e intentó realizar diferentes figuras. Tras investigar por internet aprendió nuevos trucos, pero lo más destacable fue el descubrimiento de una gran cultura de la peonza alrededor del globo. Lo que más le llamó la atención fue la tradición taiwanesa de lanzar las peonzas sobre platos a diferentes alturas. También se inspiró en el país asiático para elaborar una peonza de 45 kilos, después de observar las taiwanesas de más de 100. Recuerda los trucos que realizan los colombianos que le sirvieron para crear sus rutinas.

La primera semana de convalecencia, su padre le hizo una peonza de madera en el torno familiar. Don Gregorio es un artesano de la piel que más valen sus manos que cientos manoteando. A partir de ahí Guillem se dedica a modificar las puntas y elaborarlas al igual que las peonzas, usando acebuche o bubinga, un madera muy resistente originaria del Congo.

DSC09772.JPG

DSC09775.JPG

De esas manos robustas. De esas manos que solo los dioses donan a unos pocos escogidos por la estirpe del trueno. A esas manos de tallo vital que merecen una ciudad de articulaciones. Destreza que hace a la gloria vencer a la pereza. A esas manos le debemos el triunfo, porque de la rama secada al sol de septiembre en el Plà de Mallorca, ha surgido esta masa giroscópica de laurel morado. 

A día de hoy su intención es trasladar el arte de la peonza a sus números circenses. Su currículum se hace eco de su multidisciplinarismo. Ecos humanistas. (De la web de Atirofijo Circ) Se forma como artista de circo autodidacta desde sus inicios. Malabarista, lanzador de cuchillos y manipulador de objetos empieza su pasión por el circo a la edad de 14 años y a los 16 años debuta por primera vez. Miembro del Circ Bover (Mallorca) desde el 2005, participa en la mayoría de sus producciones: "Canostra", "Xalestia", "Sa Trup", "Trashumant" y "Descobreix el Circ". Destaca su participación en: "Un viaje al interior" (dirección: Biel Jordà) y la  participación en la Feria de Teatro de Manacor con el espectáculo "Racons de la Memoria" (Tortell Poltrona). Participa en festivales como: Festival Circada (Sevilla), Festival de Viladecans (Cataluña), Festival Circ Cric (Cataluña), Nosolocirco (Extremadura), Mostra d'Arts Escèniques de Santa Eugènia (Mallorca), Circaire (Mallorca), EIMA Festival  entre otros.

DSC09782.JPG

Con la humildad que ha demostrado siempre, con otros adjetivos que sus amigos remarcan, talento, disciplina, elegancia, tenacidad, artesanía, equilibrio, amor. Con todo ese conjunto celebra sus triunfo pero no se amarra al pódium porque sabe lo que es dejarse la piel en el escenario, en los ensayos y por qué no, en el torno. 

Una reflexión que nos deja para el entendimiento de su estilo de vida y de su percepción del tiempo es "estoy contento de reencontrarme con este juguete de cuando era pequeño y verl como una Play Station. Un hombre de 80 años reconoce este juego como uno de 5. Creo que es una cosa que no tendría que perderse. Con tantas pantallas que hay ahora. Animo a todo el mundo que tenga una peonza que la saque y la tire. Y que en esta época de pandemia en la que estamos súper conectados al teléfono, en vez de tocarlo tanto que líen la peonza y le quiten el polvo".

Gran ser humano este Guillem, gran ser humano.

En el siguiente vídeo os mostramos sus rutinas con la peonza, la elaboración de la peonza y alguna reflexión. No os lo perdáis.


DALE PLAY AL VÍDEO [REPORTAJE COMPLETO]


Tony Carbonell
Tony Carbonell

Colaboraciones

Asociación Amigos de la Aviación

Artículos recomendados

Royal Palma Radio Control Yacht Club

Trofeo Ciudad de Palma de Patinaje Artístico

Mario NOS Mola

Aplicación móvil Senderismo en Mallorca supera 17 mil descargas