El Arca de las Insaculaciones vuelve restaurada a Cort

El Arca de las Insaculaciones ya se puede ver en su sitio originario, justo delante de la sala de plenos del Ayuntamiento

17/11/2020

El Arca de las Insaculaciones vuelve restaurada a Cort
/
/
/
El Arca de las Insaculaciones vuelve restaurada a Cort

El Arca de las Insaculaciones vuelve restaurada a Cort

El Arca de las Insaculaciones ya se puede ver en su sitio originario, justo delante de la sala de plenos del Ayuntamiento, tras el proceso de restauración al que se ha sometido el mueble, el más importante e historico que tiene el consistorio. La restauración ha corrido a cargo de la empresa de restauración Xicanranda y que ha contado con un revelador estudio histórico-artístico del mueble hecho por las doctoras en historia del arte, Catalina Cantarelli y Concepción Bauçà de Mirabó que, entre otras cosas, han podido demostrar la autoría del escultor Joan Homs y Bestard (1639-1681), hijo de Juan Antonio Olmos (1600-1667), uno de los escultores más representativos del siglo XVII mallorquín, perteneciente a una prestigiosa saga de pintores y escultores. Además de su puesta a punto, esta restauración nos ofrece más información de una pieza tan importante ", comentaron las expertas.


A pesar de que el arca se encontraba en buen estado de conservación, sí necesitaba una limpieza y revisión por parte de personal especializado. Gracias a la restauración llevada a cabo por la empresa Xicaranda han podido recuperar la policromía y los dorados de la pieza. Las intervenciones realizadas por la empresa se organizaron en dos fases. Por un lado, los estudios previos, con la ortofotografía del mueble y los mapings para señalar las patologías, así como las muestras de pigmentos y dorados por su estudio en el laboratorio y una limpieza con productos químicos. La segunda parte, la de conservación y restauración, compran los estucados, la reintegración cromática, barniz y tratamiento de corrosión de los metales, así como los tratamientos curativos y preventivos. La intervención la ha realizado el equipo de Xicaranda, con la dirección de Alfredo Claret, y con los restauradores Clara Matheu, Miguel Ángel Moncadas, Alexander Serna, y el asesoramiento de Pere Terrassa.

WhatsApp Image 2020-11-16 at 13.24.53.jpeg
"Consideramos esencial la conservación del patrimonio. Esta línea de trabajo iniciada con la restauración de las esculturas de Guinovart o la de Oppenheim, que forman parte de nuestro parque escultórico, ha seguido con la restauración de los tapices de Ribes y ahora, el arca de las insaculaciones", ha explicado el teniente de alcalde de cultura y bienestar social, Antoni Noguera.


El arca es de estilo mallorquín pero decorada de forma suntuosa, con tallas policromadas de buena calidad deudoras de los trabajos retablística de los siglos XVI y XVII. En la parte central del arca aparece el escudo de la Universidad de la Ciudad y Reino de Mallorca, flanqueado por muecas de demonios. A su vez, el arca descansa sobre un banco cortado siguiendo el mismo discurso decorativo que la caja, y que también ha sido restaurada.


El arca


El Arca servía para guardar las bolsas o saquitos empleados para sortear los cargos de magistrados, cargos edilicios y oficios de la antigua Universidad. El mueble presenta cuatro cerraduras con llaves diferentes, cada una de las cuales estaba en manos de uno de los estamentos que formaban la composición de la Universidad. De este modo, el arca no se podía abrir sin la presencia de todos los estamentos. En el interior del arca se custodiaba los saquitos donde estaban los pareados encerados, es decir, papeletas enceradas y enrolladas uno de los cuales llevaba escrito uno de los nombres de los candidatos a ocupar un cargo público. En determinadas fechas del año se procedía con el ceremonial ordenado para la elección de cargos por sorteo. Era el sistema multisecular conocido como de "suerte y saco". Un niño menor de siete años era el encargado de sacar los sacos los pareados con los nombres de las personas elegidas para ocupar el cargo público correspondiente.


Con la desaparición del sistema de elección de suerte y saco, el arca pasó a la colección municipal como el mueble de prestigio más destacado del Ayuntamiento. Además fue empleada para guardar los fondos de la Obra Pia Luliana. Desgraciadamente, el incendio ocurrido durante el mes de febrero de 1894 afectó el mueble que ahora vuelve a descansar en su sitio.

Redacción La Palmesana
Redacción La Palmesana
bthvnmallorca2020/

Artículos recomendados

Mestres d'Aixa del Consell de Mallorca

Miquel Barceló en la Catedral de Mallorca

Se aprueba el proyecto de las Torres del Temple

La iglesia de los Templarios de Palma