Home CULTURAL El pianista Magí Garcías – La Palmesana

El pianista Magí Garcías – La Palmesana

Tenemos ante nosotros a un ser completamente humanista, ese caparazón que solo algunos artistas saben soportar. No es inválido el que se atormenta cuando libera a una fuente de carne y sus oídos temblorosos el encanto de ese martillo armónico. Es difícil recomponer, componer, restaurar, levitar, coser un traje musical con unos dedos hilvanantes. Demasiado tiempo descifrando partituras y escondiendo brújulas y veletas.Tenemos ante nosotros la larga vida de la juventud, una enseña que guardará nuestros futuros tesoros llenando más cofres para viajes, entendiendo nuestra maldita historia, como una nueva casuística motivadora.

BIOGRAFÍA

Inicia sus estudios con María Tomás y Iván Cítera en Palma de Mallorca y Madrid. En 2011 le son concedidos los premios fin de grado en Piano y Música de Cámara, y Mención Honorífica en Fundamentos de la Composición. Obtiene el título superior de Música en el CSMA (Conservatorio Superior de Música de Aragón) de la mano de Enrique Bagaría y Lluís Rodríguez Salvà. Continúa sus estudios de Master en la Hochschule für Musik de Weimar, Alemania, con la catedrática Gerlinde Otto donde obtiene los máximos honores en Piano y Música de Cámara. Recibe masterclasses y consejos de maestros como Natalia Trull, Grigory Gruzman, Josep Colom, Henry Bonamy, David Kayjken, Ruben Dalibaltayan, etc.

Su formación camarística corre a cargo del Cuarteto Quiroga y el Prof. Thomas Steinhöfel.

Becado por la FIDAH en 2014 y el European Piano Fest en 2018, ha sido invitado como profesor por la U.I.B en varias ocasiones para colaborar en cursos musicales.
El año 2018 resulta ganador del concurso Arte Joven de Solistas por unanimidad. Recibe varios premios en diversos concursos, como el premio a mejor intérprete residente en el Concurso Internacional de Piano Rottary-Palma, Premio Ravel al 13º San Daniele PianoMeeting, 1er premio en el Certamen Musical Rafael Nadal, Scholarship Prize a la Paola Baschetti International Competition, y Diploma di Merito al Concorso Internazionale Pianisitco Maria Giubileo, 3er premio en el concurso Gabriel Teruel Machí, 1er premio en el concurso Ciudad de Felanitx, Finalista en el concurso Permanente Juventudes Musicales, premio al mejor concierto clásico para a piano y orquesta en el 15th San Daniele piano Meeting (Italia ), etc.

Combina su actividad solista con una intensa actividad en el mundo de la música de cámara. El año 2019 es galardonado con el 1er PREMIO ex aequo a la prestigiosa Salieri-Zinetti International Chamber Music Competition, con el dúo de violonchelo y piano «Sosnowska-Garcías» con la reconocida violonchelista Zuzanna Sosnoska, con quien ha actuado en España, Alemania, Polonia o Italia.

Con Duet Demian han sido galardonados con Mención Honorífica en el Concurso Arte Joven Modalidad de Cámara. Actualmente trabaja con la reconocida violonchelista Zuzanna Sosnowska,

Actúa toda la geografía española así como en el continente europeo (Holanda, Alemania, Italia, Austria …).

Como solista actúa en diversos festivales del panorama español como el Festival Internacional Chopin de Valldemossa, Festival de Nueva Creación (Comunidad Valenciana), Jornadas de Música Contemporánea Española (Aragón) o Festival de Encuentros Sonoros (Andalucía), Festival Internacional de Deià, Festival Inclàssic, etc.
Ha actuado como solista con diversas orquestas como la JOL (Joven Orquesta Leonesa), la Orquesta Sinfónica Solidaria del CSMA, o la OCM (Orquesta de Cámara de Mallorca) y trabajado con varios directores como Fernando Marina, Nacho de Paz, Jorge Manrique , Bernat Quetglas, Albert Gosálvez, Fernando L. Briones, etc.

En 2.018 sale publicado su primer álbum «Antes de que te duermas», homenaje al compositor Sergi Ramis (desde 1990 hasta 2017), con el sello AZUL (DISCMEDI).

ENTREVISTA

Cuando eras un niño, tocabas el piano como quien juega en un equipo de basket. ¿En qué momento, a tan temprana edad,
te das cuenta que quieres seguir aprendiendo?


De hecho empecé tocando el violín. Sin embargo en mi casa había un piano eléctrico porque mi padre es amateur de la música moderna. Rápidamente aprendí a improvisar melodías y acordes de oído, y supongo que esa facilidad me hacía sentir cómodo como para querer seguir aprendiendo. Debía tener alrededor de 5 o 6 años.

¿Se pueden compaginar los estudios obligatorios con los de música?

Sí. Es más fácil si tienes profesores comprensivos o centros que practiquen una educación atenta, sensible y mínimamente
adaptada. Fue completamente mi caso en el Col·legi Pius XII.
La mayoría de sus profesores no sólo tenían muchísima sensibilización hacia la cultura, sino que valoraban muy positivamente mi dedicación a la música, reconocían mi talento y hacían todo lo posible para facilitarme esa dura conciliación entre el conservatorio y el colegio.

¿Qué sensaciones y recuerdos tienes de tus primeras salidas de la isla para tocar o formarte?

Cuando me fui por primera vez con 18 años aún no terminaba de entender en qué consistía el oficio al que iba a dedicar tanto esfuerzo. No visualizaba todavía cómo el trabajo de músico podría tener una cabida digna en esta sociedad. Y por lo tanto fue un shock verme en Zaragoza, literalmente en medio del desierto, sentado todo el día enfrente de un piano. Necesité tiempo para conjugar la idea de oficio con lo que es una pasión personal (aunque a día de hoy aún me lo tomo bastante a broma, no me termino de creer que sea la música lo que genera dinero para sobrevivir, lo atribuyo todo a una serie de mecanismos graciosos, oportunos y que por supuesto no
comprendo). Por otra parte, salir, ha sido lo mejor que he podido hacer para aprender, porque he entrado en contacto con una grandísima cantidad de músicos increíbles que me han enseñado muchísimo.

Llevas varios años recibiendo reconocimiento y diferentes galardones nacionales e internacionales, ¿cómo gestionas esa responsabilidad?

Pues intento pasármelo bien, básicamente, y hacer algo bonito cada día. Respecto a los concursos, mantener el nivel, etc…, intento condensar todos mis retos u objetivos en uno sólo: ser un poquito mejor cada día. 

Eres profesor de música y también ensayas y compones, ¿cuántas horas le dedicas diariamente al piano?
En mis días libres unas 7 horas. Cuando trabajo sólo puedo 4.

¿Cuando tocas, por ejemplo a Beethoven, llegas a conectar con aquellos momentos, como un viajero del tiempo?

Es una fantástica pregunta. Hay mucha información en su música sobre el pensamiento de la época. También sobre el gusto del público. También existe infinita literatura sobre Beethoven y porque se lo consideró el filósofo de la música y una de las figuras más paradigmáticas de la historia universal.
No sé si conecto con la época, pero si estudias su música con seriedad y profundidad, ésta es capaz, de forma simple y generosa, de despertar inquietudes que duermen en cualquier ser humano.

En 2018 lanzaste tu primer álbum de estudio “Abans que t’adormis”, un homenaje a tu amigo y compositor Sergio Ramis  (1990-2017). Es un disco tan emocionante, tan intenso. ¿Cómo fue el proceso creativo?

No sé si soy capaz de describirlo con palabras. Fue tan complicado como bello, pero jamás había tenido tanta determinación para hacer algo. Intuyo que alguien me echó un cable desde allí arriba. Fue un privilegio tener la salud y los medios (gracias a tanta gente que lo financió vía Crowdfunding) para sumergirse en el alma de mi amigo y dejar un testimonio
grabado.

Colaboras con otros artistas, cantantes, instrumentistas. ¿Cómo te planteas esa asociación de conceptos?

Pues es un privilegio, los buenos músicos me contagian su conocimiento, su experiencia, sus dudas, sus soluciones, su entusiasmo… una inspiración maravillosa, y un acto generoso. Hacer música con otra persona es una manera muy sencilla de compartir. Así que lo hago continuamente, siempre que puedo.

Leyendo tu Currículum, no has dejado de viajar para formarte ¿Para ser un buen músico de piano, se tiene que ser errante?No lo sé. Pero tal vez no tenga que ver exclusivamente con la música, viajar y ver mundo viene bien para casi todo. Te abre la mente, te vuelves más tolerante, y te haces pequeño al ver que una persona de Serbia tiene los mismos problemas que tú. Sin embargo no puedo dejar de mencionar que centroeuropa es una Arcadia privilegiada en cuánto a educación musical. Las universidades de música cuentan con un completo apoyo institucional. Eso genera una dinámica muy positiva y enriquecedora: está repleto de estudiantes de gran talento.

¿Qué otras aficiones tienes?El cine y la piscina no olímpica.

Peli. Libro. CanciónColdwar, Pawel Pawlikowski.
La práctica del Bodhisattva, Shantideva.
Cançó de contacte, Joan Miquel Oliver.

WEB

YOUTUBE

INSTAGRAM

FACEBOOK

Foto portada José Luís Luna 


Salir de la versión móvil