El Salvador del pasado

El anticuario y restaurador Salvador Anguera nos abre las puertas de su taller/tienda para hablarnos sobre sus inicios, las actuales tendencias de negocio y parte de la historia de las calles del centro de Palma

25/11/2021

El Salvador del pasado
/
/
/
El Salvador del pasado

El Salvador del pasado

El anticuario y restaurador Salvador Anguera nos abre las puertas de su taller/tienda para hablarnos sobre sus inicios, las actuales tendencias de negocio y parte de la historia de las calles del centro de Palma.

Alejado del mundanal ruido del centro de Palma, entre dos de las calles más comerciales de la ciudad, Vía Sindicato y San Miguel, en la calle Vatlori, se encuentra el antiguo local que ha sido, carpintería, bar de alterne y ahora un lugar de encanto mágico en donde se entremezclan de forma simbiótica artículos de coleccionista, rarezas de allende los mares y parte de la historia de nuestra ciudad; desde óleos que nos hablan de la llegada de Carlos I con las salvas de todas las torres defensivas que guardaban la antigua muralla de Palma, a cartas manuscritas de presos a sus novias y vestigios de la época dorada de algunos ejércitos.

Los inicios de este singular hombre ilustrado nos llevan a los baratillos o rastros de los años 60 y 70, donde empieza a vender pequeñas figuras artesanales de barro que realizaba con sus propias manos y que luego se fue transformando en la compra y venta de productos de segunda mano. Antes de conseguir su puesto tuvo que hacer frente al inspector de aquel espacio emblemático, don Pedro, que no le dejaba participar en los negocios debido a que todavía no tenía la mayoría de edad. Pronto se hizo un hueco entre los mercaderes y se fue asentando y dando valor a sus transacciones.



DALE PLAY AL VÍDEO [REPORTAJE COMPLETO]



Salvador reconoce que el hecho de convertirse en coleccionista es una consecuencia de esa experiencia de negocio en la que te ves envuelto en una demanda que revaloriza algunos artículos que "quieres acaparar. Las ardillas acumulan nueces y nosotros objetos". El atractivo de este oficio es la historia que se ve reflejada en cada artículo. "La forma de que está hecho, de qué material está hecho. Si son libros es incuestionable. No solo es la presentación, es el contenido, los pensamientos. Te trasladas inmediatamente al pasado cuando ves un objeto o un mueble. Ves como está hecho y entiendes por qué todo tiene un sentido".

Salvador es un apasionado de la historia y para regocijarse en sus episodios más notables va desmontando poco a poco las piezas que configuran su colección. De forma autodidacta ah ido aprendiendo el oficio asesorado por todas aquellas personas, amigos o clientes que se pasan por su local y le ven afanado en el portal restaurando una nueva obra. "El trabajo enseña. si no sabes nada pero te pones, al final sabrás. Dedícate muchas horas, cuantas más te dediques, más sabrás y equivócate, equivocándote también aprendes. Es una manera de avanzar" aconseja Salvador.


WhatsApp Image 2021-11-06 at 18.55.55.jpeg

Calles aledañas a la Plaza del Banc de s'Oli, foto de Torrelló


Salvador afirma que este barrio de la zona del centro de Palma es el que más cambios ha sufrido. Recuerda que en los años 70 del siglo pasado era prácticamente imposible encontrar un local libre ya fuera para compra o alquiler. Cada uno de los portales de la calle era un negocio, como cererías, hornos de pan, sastres, charcuterías, de reparación de calzado, etcétera. Era una zona de mucha demanda sobre todo por la proximidad al mercado de la Plaza Mayor que era el punto neurálgico de la actividad comercial en Palma. Junto a a la plaza mayor se encontraba un mercado en la plaza del Banc de s'Oli que era el lugar de encuentro de todos los payeses que venían a comerciar. Estaba lleno de almacenes de materiales agrícolas y hacían intercambios de partidas de almendras por corderos, entre otros negocios.

Salvador nos cuenta que poco a poco esta actividad frenética se fue desacelerando de manera notable, en parte debido al estancamiento y al desinterés por modernizar la zona. En el momento en el que los propietarios van pereciendo y las casas no se restauran, los nuevos inquilinos son personas de pocos recursos económicos que se van instalando en los años 80, momento en el que la decadencia del barrio es mayor, debido en gran medida a la llegada de la droga y por ende a la prostitución. Los negocios empiezan a cerrar y los vecinos de toda la vida van abandonando el barrio. Salvador pudo mantener abierto ya que su negocio no está sujete a primeras necesidades.


DALE PLAY AL VÍDEO [REPORTAJE COMPLETO]



El último consejo que nos da Salvador es que para superar esta crisis o cualquier otra es necesario austeridad. si eres una persona que te has limitado a tus capacidades y no has querido crecer más de la cuenta, seguramente superarás esta y cualquier otra adversidad. Las personas que no la puedan superar es porque se habrán extralimitado en sus capacidades. Cuando alguien se vuelve muy grande, necesita pedir financiación, se ha de complementar con empleados que tienes que mantener. De alguno manera, el mejor truco es conformarte con lo que tienes y no querer pasar de aquí.



LA PALMESANA MAGAZINE


WEB

INSTAGRAM

FACEBOOK

TWITTER




Redacción La Palmesana
Redacción La Palmesana

Colaboraciones

Asociación Amigos de la Aviación

Artículos recomendados

Geoma Cen gana el 'Premio CAEB-Santander a la Innovación Empresarial para Pymes 2020'

CAROB S.A. Goma de garrofín, el espesante vegetal

La Asociación de Industriales de Mallorca, ASIMA

El programa de inserción social y laboral ‘CAEB Facilita’, galardonado en los Premios Nacionales ALARES