La UIB presenta una estrategia para alcanzar la neutralidad climática en 2030

La UIB presenta una estrategia para alcanzar la neutralidad climática en 2030

En 2021 la UIB se comprometió a alcanzar la neutralidad climática en 2030 ya elaborar un plan para conseguirlo. Desde entonces, la Comisión para la Transición Energética, el Servicio Técnico y de Infraestructuras y el Consejo de Dirección trabajan en la estrategia de sostenibilidad de la Universidad, que recoge los ejes y actuaciones para transformar la UIB en una institución modélica en sostenibilidad y compromiso con la preservación del medio ambiente.

Hoy, el Rector, el doctor Jaume Carot Giner; el vicerrector de Campus y Universidad Saludable, Adrià Muntaner Mas; el doctor Mauricio Mus Amézquita, vicerrector de Gestión y Política de Postgrado y Formación Permanente y profesor del Departamento de Biología; la gerente, Consolació Hernández, y el secretario de la comisión y arquitecto del Servicio Técnico y de Infraestructuras, Benito Mas Gracia, han presentado a la comunidad universitaria las líneas maestras de esta estrategia, con la intención de emprender un proceso de reflexión y participación para incidir en el futuro ambiental de la UIB de cara al año 2030.

Neutralidad climática en 2030

Cinco ejes definen el compromiso de la UIB con la sostenibilidad: la eficiencia en el uso de los recursos, la energía, la movilidad, la renaturalización y la sensibilización de los colectivos que forman la comunidad universitaria.

El objetivo de este eje es minimizar y optimizar el consumo de energía y agua y la producción de residuos. Para ello está previsto actuar, entre otros, en la remodelación de edificios: aislar paredes exteriores y techos, instalar ventanas de alto rendimiento, luz de bajo consumo y sensores de presencia; incorporar programas de tratamiento de residuos, incluyendo medidas de reciclaje y compostaje, y medidas para captar el agua de lluvia y reutilizarla.

Energía

Por lo que respecta a la energía, el objetivo de la UIB es alcanzar el 100% de autoconsumo, por lo que debe cambiar el modelo de generación energética. Para avanzar en la descarbonización, el Servicio Técnico y de Infraestructuras y el Departamento de Ingeniería Industrial y Construcción han elaborado un informe sobre las posibilidades de captación de energía solar, aprovechando las cubiertas de los edificios, aparcamientos y toda el área afectada por el metro, para lograr el autoconsumo. Se prevé también extender la red de distrito de energía térmica del campus a todos los edificios.

Movilidad

Aunque en los últimos años se han adoptado medidas para favorecer una movilidad más sostenible, como son el préstamo de bicicletas y la instalación de puntos de carga de vehículos eléctricos, acceder al campus con vehículo privado es uno de los elementos que más contribuye en la huella de carbono de la UIB. Por ello, se impulsa la elaboración de un plan de movilidad para aumentar las opciones de transporte accesibles y sostenibles: transporte público, bicicletas y vehículos eléctricos. Además, se prevé establecer directrices de compra de vehículos para la flota de la UIB y cambiar a opciones más eficientes, cuando los vehículos actuales acaben su vida útil; mejorar el acceso al campus para fomentar el uso de la bicicleta como medio de transporte activo y, en especial, colaborar con las administraciones públicas para mejorar el acceso al campus en transporte público e incentivar la elección de un medio de transporte activo más limpio y comprometido con la sostenibilidad.

Renaturalización

La estrategia de sostenibilidad incluye un eje de renaturalización para restaurar y mejorar el patrimonio natural del campus, creando un entorno armónico que contribuya a la reducción de CO₂. Por eso, se creará un pasillo verde que conectará las zonas agrarias (en desuso), zonas húmedas y jardines del campus, y que será zona de recreo y para pasear por ellas. Se instalará información didáctica, y ocupará todo alrededor del campus hasta llegar al Parc Bit. Está previsto también sembrar y recuperar especies vegetales autóctonas y de interés, creando huertos urbanos en las zonas más adecuadas.

Sensibilización y participación

Como eje transversal, se ha propuesto la sensibilización, que abarca medidas para concienciar a la comunidad universitaria para que haga un uso más responsable de los recursos y adopte la perspectiva de la sostenibilidad y el equilibrio con el medio ambiente en la docencia, la investigación y la transferencia del conocimiento, incluyendo la proyección cultural.