Comienzan las obras de Aigua Dolça

Comienzan las obras de Aigua Dolça

Las obras de Aigua Dolça comenzarán a finales de esta semana, según ha anunciado este martes la concejala de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad, Neus Truyol. Cabe recordar que la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Palma aprobó la adjudicación de las obras de ejecución del equipamiento en la UTE Contratas Vilor SL-Actividades de Infraestructuras Públicas y Conservación el 17 de noviembre de 2021 por un importe de 8.178.987,76 euros (IVA incluido). Ahora, los primeros pasos que se harán serán quitar escombros, preparar los cables eléctricos y de comunicación, así como realizar cambios en la circulación para facilitar la entrada de los camiones desde el Paseo Marítimo. Las previsiones son que las obras estén ejecutadas a mediados de 2023.


Cabe recordar que este proyecto, que tiene un coste total de 9,5 millones de euros, además de las obras de ejecución, también existen tareas de asistencia técnica y de control económico, no se ha podido iniciar hasta ahora debido a la suspensión de los plazos administrativos y la reducción de ingresos que provocó la pandemia. Para salir adelante, el Consell de Mallorca ha aportado 4 millones de euros, mientras que los 5,5 restantes provienen de dos operaciones de crédito municipal más una aportación de los Fondos Europeos FEDER, dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado del Plan Litoral de Ponent (EDUSI PLP). Se mejorará la conectividad entre el Terreno y el Paseo Marítimo.


El proyecto contempla la construcción de un equipamiento con piscina cubierta, gimnasio, espacios polivalentes y un aparcamiento de 117 plazas. Además, existe una apuesta fuerte por la eficiencia energética y el consumo del edificio será casi nulo gracias a los sistemas de eficiencia que se implantarán y el uso de energías renovables. Uno de los elementos más destacados de las nuevas instalaciones será un patio que, además de referirse a las casas tradicionales de Mallorca, servirá para conectar espacios y aportar luz y ventilación.


De esta forma, se recuperará un espacio histórico de Palma, ligado al deporte y la natación. Aigua Dolça fue un referente de la natación en Palma desde 1941, cuando se construyó, hasta 1972. Esta piscina fue en sede del Club Natació Palma y en ella entrenaron a los nadadores olímpicos mallorquines Rafel y Juan Enrique Escalas Bestard.


La concejala de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad, Neus Truyol, ha destacado «la magnitud y la repercusión» de este proyecto, el cual se ubica «en un entorno emblemático de la ciudad. Un nuevo equipamiento de calidad nacerá en un espacio que estaba abandonado para disfrute de los vecinos y de no vecinos«, ha añadido. Truyol también ha remarcado que esta instalación tendrá unos parámetros de eficiencia y sostenibilidad muy altos.