El Consell de Mallorca continuará colaborando con el Banco de Alimentos

Banco de alimentos

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, y la consejera de Derechos Sociales y presidenta del IMAS, Sofia Alonso, han analizado con los responsables de la Fundación Banco de Alimentos de Mallorca los datos actuales de familias y entidades del manzana usuarias del servicio y posibles nuevas fórmulas de colaboración.


La presidenta de la institución insular ha asegurado que «nuestra voluntad, este año, es continuar colaborando de forma directa con la Fundación Banco de Alimentos porque somos conscientes de la importancia de la labor que llevan a cabo, un trabajo muy necesario que se ha visto complicada durante la pandemia«.

Tanto Catalina Cladera como la presidenta del IMAS han querido aprovechar el encuentro para agradecer la dedicación desinteresada de todas las personas que colaboran con la entidad, «ya que con su tiempo y dedicación hacen posible que muchas familias de Mallorca que viven en situación de precariedad puedan tener cubiertas sus necesidades básicas«, ha destacado Sofia Alonso.

La consejera de Derechos Sociales ha remarcado «el esfuerzo que ha supuesto para todos los voluntarios implicados en el Banco de Alimentos atender la creciente demanda durante los meses de pandemia y estamos muy agradecidos por su entrega y compromiso«.

La Fundación Banco de Alimentos de Mallorca, galardonada el pasado año con el Premio Jaume II en reconocimiento por su labor, distribuye, diariamente, entre 6 y 7 toneladas de productos de primera necesidad a cerca de un centenar de entidades sociales , que son las encargadas de hacerlos llegar a más de 3.000 personas que viven en situación de vulnerabilidad.

El presidente de la entidad, Raimundo Montis, ha reconocido que “se están viviendo unos momentos complicados. Ha cambiado el perfil y se ha incrementado el número de personas que demandan nuestros servicios» y destacó la solidaridad de las administraciones y del pueblo mallorquín para «ir saliendo de esta situación«. «Banco de Alimentos son las instituciones y la sociedad mallorquina, porque sin ellos no existiría«, ha dicho.

Además de la subvención nominativa de 100.000 euros aprobada el pasado mes de mayo por el Pleno del Consell de Mallorca, para ayudar a la Fundación a desarrollar con mayor facilidad su labor de reparto de recursos básicos en el resto de entidades de Mallorca afectadas por el incremento de la demanda a causa de la pandemia, Banco de Alimentos recibirá 40.000 euros de la convocatoria de subvenciones para entidades locales.