El mercado inmobiliario balear actual con Puro Estate

El mercado inmobiliario balear actual con Puro Estate

Mallorca es un destino único por su calidad de vida y por los servicios que puede ofrecer al turista tanto nacional como internacional. En este último decenio ha aumentado la adquisición de primeras y segundas viviendas de forma exponencial, duplicándose la clientela extranjera. El mercado inmobiliario balear ha alcanzado las 58 mil operaciones de compra/venta en la última década. Mallorca dispone de una gran cantidad de viviendas de obra nueva y otras que se restauran, revalorizándose. Por ello la labor del agente inmobiliario es muy importante. Su trabajo de acompañamiento a los clientes, el asesoramiento y la capacidad de empatizar con el entorno lo convierten en un agente social muy importante en relación al tejido económico de nuestra isla.

Nos hemos acercado a un chalet pareado, que tiene en exclusiva la inmobiliaria Puro Agents, de 4 dormitorios en una gran parcela con jardín y piscina privada en una zona muy tranquila de las afueras de Palma. Su CEO Víctor García nos explica de qué forma el agente inmobiliario asesora a sus clientes y cuál es la tendencia actual de la compra/venta de viviendas.

¿De qué forma el agente inmobiliario acompaña a sus clientes?

Puro Estate no se dedica únicamente a enseñar pisos, se concentra mucho en ser asesorares financieros e inmobiliarios. Averiguamos muy bien lo que está buscando el cliente o la familia y les asesoramos acerca de la mejor propiedad que le pueda encajar, obviamente al mejor precio. Muchos clientes tienen la financiación y otros necesitan ayuda. Nosotros disponemos de un departamento financiero para facilitar su adquisición. A nuestros clientes extranjeros, en su mayoría escandinavos y alemanes, le asesoramos en la búsqueda de abogados que hablen su idioma o notarios.

¿Cómo ha cambiado el mercado inmobiliario en estos últimos 10 años?

La clientela extranjera se ha duplicado. Está proliferando mucho las compra/venta, no solo de primera residencia sino de segunda, sin olvidar a la clientela española. La diferencia es que en esta última década hemos diversificado el público objetivo que quiere comprar viviendas en Baleares y en concreto en Puro Estate hemos llegado a mercados como el de Qatar.

Víctor García, CEO de Puro Estate

¿Cuál es la tendencia de los clientes a la hora de tomar decisiones con respecto a los barrios de Palma?

Tanto los clientes locales como extranjeros se fijan mucho en las conexiones, los servicios, oferta de ocio y restauración y el tipo de vecindario, para que ellos se sientan seguros; un poco en su ambiente.

¿Qué tipo de viviendas son las más demandadas en Palma y por qué?

El factor principal que nuestros clientes nos piden a la hora de elegir una vivienda para comprar, es que tenga plaza de parking o posibilidad de tenerla. A veces se ofrecen plazas de alquiler en edificios colindantes. en el caso de nuestra clientela extranjera sueña con una terraza, para hacer lo que no pueden hacer en su país que es poder desayunar o comer tomando el sol.

Consejos para adquirir una vivienda

El primer consejo es tener muy claro lo que se necesita de una vivienda. Filtrar mucho las zonas, que el cliente se sienta a gusto, que vaya en consonancia con su estilo de vida y sobre todo, económicamente, haber hecho un estudio financiero de sus posibilidades para estar preparados cuando quieran adquirir una vivienda.

¿Cuándo y por qué decides emprender con tu inmobiliaria Puro Estate?

Vengo de un sector totalmente diferente. Vine a Mallorca de vacaciones y me enamoré. Quise venir a vivir aquí a toda costa y tuve la suerte de que una inmobiliaria, con la que estoy muy agradecido, me dio la oportunidad de trabajar con ellos. Le puse mucho ahínco, mucha pasión y tesón y me fue muy bien. Vi la oportunidad como empresario de establecer aquí mi propio negocio, del cual estoy muy orgulloso. Pero no nos vamos a engañar, las expectativas económicas están muy bien, pero lo que más me llena de este trabajo es tratar con personas. Es muy gratificante para nosotros cuando vemos que hemos hecho realidad el sueño de una familia o la de un vendedor al que hemos ayudado a vender su propiedad.