El pecio de Ses Fontanelles, uno de los barcos hundidos más importantes del Mediterráneo

El pecio de Ses Fontanelles, uno de los barcos hundidos más importantes del Mediterráneo

El proyecto ARQUEOMALLORNAUTA ha terminado en febrero la excavación integral del cargamento del barco romano hundido en Ses Fontanelles (Playa de Palma, Mallorca), intervención que ha permitido recuperar 300 ánforas y piezas arqueológicas excepcionales que convierten este pecio de la época tardorromana (siglos III-IV dC) en uno de los más importantes del Mediterráneo.

Terminada la fase de excavación, que se ha realizado entre los meses de noviembre de 2021 y febrero de 2022, el grupo de investigación CIVITAS de la Universidad de las Illes Balears comenzará el análisis y la contextualización histórica de los datos obtenidos en la fase de excavación. De este estudio científico, espera obtener conclusiones nuevas sobre el papel que tuvo el archipiélago balear en la conectividad mediterránea durante la época romana.

La colección de titule picti más importante del Estado

Entre los materiales con los que trabajarán los investigadores de la UIB se encuentran las casi 300 ánforas de transporte de salsas de pescado fermentado, aceite y vino o mosto fermentado para la conservación de fruta. La importancia histórica de estas ánforas es que están completas y un centenar tienen inscripciones pintadas (los llamados tituli picti), lo que convierte el pecio de Ses Fontanelles en la colección más amplia de tituli picti del Estado y una de las más importantes de todo el mundo romano. Junto con el estudio de los restos de los paleocontenidos originales, se convierte en una oportunidad prácticamente única para estudiar un cargamento completo de la época.

También han localizado piezas arqueológicas excepcionales, como un taladro de arco usado por el «mestre d’aixa» para reparar la embarcación, que es el primero de su género que se ha encontrado nunca en España y uno de los pocos que se conservan en todo el mundo. También han encontrado dos zapatos (uno esparto y uno cuero), junto con cordam y restos orgánicos de diferente naturaleza.

La excavación ha puesto al descubierto el excelente estado de conservación de la arquitectura naval de la embarcación (de 12 metros de eslora y 6 metros de manga), con elementos singulares, como las mamparas de madera de separación de la carga o conservación del pozo de sentina. Cabe destacar el buen estado de conservación de la madera gracias al ambiente anóxico de entierro.

Los investigadores también destacan como excepcionales tanto el origen geográfico de la nave (del entorno de Carthago Spartaria, Cartagena), que lo convierten en el primer pecio romano conocido con cargamento de esta región naufragado en aguas del Mediterráneo, como la fecha del hundimiento, en la fase inicial de la Antigüedad Tardana (siglos III y IV dC), un momento en el que hay pocas embarcaciones conocidas en el Mediterráneo y mucho menos con cargamento hispánico.

La fase de excavación también ha permitido identificar en los restos un posible pecio tardopúnico cargado con ánforas vinarias de Ibiza en las inmediaciones del pecio de Ses Fontanelles.

El pecio de Ses Fontanelles presenta una serie de debilidades y amenazas fruto de su ubicación. Existe riesgo de destrucción potencial, si los temporales que propiciaron su descubrimiento se volvieran a producir. Además, está sometido a una intensa presión antrópica, ya que se encuentra en una de las playas más concurridas de Palma. Por todo ello, ahora se estudia la posibilidad de extraer el casco de la embarcación para garantizar su conservación y futura museización y puesta en valor.

ARQUEOMALLORNAUTA

El proyecto ARQUEOMALLORNAUTA es un proyecto conjunto del Consell de Mallorca y las universidades de las Islas Baleares, de Barcelona y de Cádiz, que tiene como objetivo desarrollar acciones estratégicas para analizar el tráfico marítimo en Mallorca durante la Antigüedad Tardana a través de los restos subacuáticas, entre las que se encuentra el pecio de Ses Fontanelles. El proyecto cuenta con el apoyo de Puertos de las Islas Baleares, el Ayuntamiento de Palma, el Club Marítimo San Antonio de la Playa, el Obispado de Mallorca, la Armada, la Guardia Civil y la Brigada de Patrimonio Histórico del Consell de Mallorca.

El proyecto ARQUEOMALLORNAUTA debe permitir recuperar todo el material localizado en el pecio de Ses Fontanelles, incluso posiblemente el barco, estudiarlo y hacer un plan de difusión que prevé su museización para ser expuesto en el Museo de Mallorca.