En marcha el primer recurso residencial específico de Mallorca para personas dependientes menores de 55 años

en marcha el primer recurso residencial específico de Mallorca para personas dependientes menores de 55 años

El Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) ha creado la primera Unidad para Personas Dependientes Menores de 55 años de la Red Pública de Atención a la Dependencia de las Islas Baleares por enfermedades sobrevenidas, que hasta ahora y por necesidades incipientes, residían en centros para personas mayores. Se trata de un nuevo recurso residencial específico que garantizará que personas más jóvenes de 55 años y con un grado de dependencia reconocido reciban atención asistencial y profesional especializada.

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, la consejera de Asuntos Sociales y Deportes del Gobierno de las Islas Baleares, Fina Santiago, y la consejera de Derechos Sociales y presidenta del IMAS, Sofia Alonso, junto con el vicepresidente primero de el IMAS, Jaume Tortella, y la directora insular de Atención Sociosanitaria, Elsa Herranz, han visitado hoy las instalaciones de este nuevo servicio que, en una primera fase de pilotaje, ocupará la segunda planta de la parte de los Oms de la residencia Oms-Sant Miquel de Palma. En concreto, el IMAS ha habilitado y adaptado 12 plazas, que serán ampliables a las 28 que dispone el centro.

«Las personas con dependencia menores de 55 años tienen unas necesidades diferentes a las personas mayores y la atención que reciben en una residencia también debe ser diferente, sobre todo, en cuanto a la convivencia con los demás usuarios, por eso pensamos que era necesario que tuvieran un espacio adaptado a ellos, a su perfil, a su edad y en un entorno céntrico como Oms para favorecer su autonomía» ha expresado la presidenta Cladera. «Es otra forma de hacer que nuestras residencias se adapten a cualquiera de los usuarios y usuarias, y esta nueva unidad específica para los que son más jóvenes es un ejemplo que cada vez cuidamos mejor de las personas, con una atención más adaptada y de mayor calidad», ha concluido la presidentes del Consell.

La ubicación del nuevo servicio no ha sido casual; se ha elegido este centro precisamente el tamaño y la ubicación, que permiten a las personas usuarias «disfrutar de un entorno urbano y tener una mayor conexión con el entorno comunitario», ha dicho la consejera Sofia Alonso. La presidenta del IMAS ha destacado que la nueva Unidad “se enmarca dentro del modelo de atención centrado en la persona y favorece la adaptación y la convivencia. Para el IMAS, era una prioridad ofrecer a las personas menores de 55 años con dependencia un recurso exclusivo, en un momento vital distinto al de personas con edades más avanzadas».

Por su parte, la consejera del Gobierno, Fina Santiago, ha afirmado que “esta legislatura hemos incorporado más de 600 plazas residenciales en la Red Pública de Atención a la Dependencia para personas mayores de 55 años. Esto ha facilitado que el IMAS especialice esta residencia para personas menores de 55, un paso importante para avanzar en calidad del servicio y hacia una mejor especialización». Además, ha añadido: «Oms es un lugar muy adecuado, integrado urbanamente, y es un espacio acogedor para facilitar la convivencia». Con todo ello, Santiago ha mostrado su apoyo al IMAS por la decisión tomada y ha expresado su enhorabuena.

La Unidad para Personas Dependientes Menores de 55 años cuenta con un equipo propio de 21 técnicos y técnicas en cuidados auxiliares de enfermería de atención directa y 5 enfermeros y enfermeras, que se han mostrado muy involucrados en la puesta en funcionamiento de los nueve servicio. Este recurso compartirá también el resto de profesionales especializados de la residencia Oms-Sant Miquel como personal médico, trabajadores y trabajadoras sociales, psicólogos y psicólogas, personal de farmacia, fisioterapeutas, personal técnico de animación sociocultural, y animadores y animadoras socioculturales, en además del personal de limpieza y mantenimiento.

El edificio de los Olmos de la residencia consta de cuatro plantas: la primera está destinada al centro de día, dos son de uso residencial y la última, que se ha habilitado para zonas comunes para las personas que empiecen a residir y que dispone de zona de comedor, otra de terapia, sala de estar y un gimnasio.

En una primera fase, se han ofrecido las 12 plazas ubicadas en el segundo piso a personas que cumplen el perfil y que ya residían en otros centros de mayores públicos y concertados de Mallorca y, de forma gradual, se irán cubriendo las otras 28 plazas del centro. Esta semana, se ha realizado el primer ingreso en la Unidad y se han tramitado cinco preingresos, que ingresarán en los próximos días en el centro.

Para cubrir las plazas disponibles, se ha creado una lista de espera exclusiva de potenciales usuarios que hasta ahora estaban en la Red de Atención a la Dependencia, pero que cumplen el perfil específico para pasar a esta Unidad. Una vez formalizados los traslados de las personas con menos de 55 años que quieran trasladarse a este nuevo recurso, se dará acceso a las personas que están incluidas en esta lista y se irán cubriendo los puestos que estén vacantes.

Con la puesta en marcha de esta Unidad, el IMAS da respuesta a una demanda que hace años era un hecho aislado, pero que en los últimos tiempos se ha ido incrementando por parte de instituciones, de las propias personas usuarias y de sus familiares. El IMAS atiende a perfiles similares en su casa a través del Servicio de Atención Integral a Domicilio (SAID).