Inicio de obras de contención de los taludes del Gorg Blau

A Talu

El consejero de Movilidad e Infraestructuras del Consejo de Mallorca, Iván Sevillano, ha visitado hoy el inicio de las obras de contención de taludes del Gorg Blau. El objetivo del proyecto es prevenir deslizamientos protegiendo los taludes y, de esta forma, hacer más segura la carretera Ma-10, mediante pantallas de protección y prevención de deslizamientos y desprendimientos rocosos de la vertiente.

Además del conseller, también han asistido al inicio de la obra la directora insular de Infraestructuras del Consell de Mallorca, Olga Martínez, y el alcalde de Escorca, Antoni Solivellas.

El departamento de Movilidad e Infraestructuras del Consell de Mallorca ha realizado un seguimiento durante los últimos años de los problemas ocasionados por la caída de bloques rocosos a lo largo del trazado del Ma-10 entre los kilómetros 30+250 y 31+100, en la zona del Gorg Blau, en la sierra de Tramuntana. Los datos han demostrado que es una zona sensible e inestable, donde se producen caídas de blogs y desprendimientos. Estos datos han posibilitado redactar un proyecto de contención y mejora de la zona.

El conseller Sevillano ha explicado que «lo que queremos, lo que hacemos, con este proyecto, es anticiparnos a la posibilidad de que se produzcan desprendimientos en la zona, con el riesgo de que esto supondría para la gente. Por tanto, lo que hacemos es actuar antes, consolidando y protegiendo los taludes con la implementación de pantallas y otros elementos de sustentación y seguridad necesarios para proteger el entorno de la carretera Ma-10 en esta zona próxima al Gorg Blau, de los deslizamientos y desprendimientos rocosos de la vertiente. De esta forma, conseguimos dar mayor seguridad a la Ma-10 ya los usuarios de la misma».

Las actuaciones principales que se llevarán a cabo son las siguientes:

• Barreras dinámicas de protección (protección pasiva): las barreras dinámicas consisten en la instalación de una pantalla de cableado y malla tensa de altura y longitud variable de acuerdo con las exigencias del macizo rocoso. La capacidad de absorción de energía de estas pantallas será específica para cada tramo para ajustarse a las necesidades de recogida de los pequeños desprendimientos. Estas barreras se instalarán en las partes bajas de la vertiente, para detener y recoger los pequeños bloques y rocas que se desprenden de la vertiente antes de llegar a la carretera. Se instalarán 3 tipos de barreras dinámicas diferenciadas en cuanto a longitud, capacidad de absorción y contención de energía y desprendimientos. La longitud total de área protegida mediante barrera dinámica será de 950 metros.
• Estabilización directa (protección activa): se dispondrán en las zonas de la vertiente que no se pueden proteger con las barreras dinámicas (zonas con un número elevado de desprendimientos o bien con volúmenes importantes de roca desprendida, o muy disgregada) para disminuir el peligro en partir de la minimización del número de bloques rocosos que pueden caer.

• Malla de triple torsión para protección de taludes: se prevé colocar una malla de triple torsión anclada, que podemos considerar como un sistema de componentes anclados sobre una superficie, con la capacidad para evitar y controlar desprendimientos y aportar estabilidad superficial al terreno . Estas mallas se distribuirán a lo largo de toda la longitud del talud.

• Geomallas de refuerzo de taludes: la función principal de las geomallas es actuar como un refuerzo más, en coordinación con la malla de triple torsión, haciendo de filtro, es decir, deja pasar el agua pero no los fines de la capa superficial del suelo y evita así el lavado de finos, dificultando la acción de la erosión y, por otra parte, potenciando la formación de una cubierta vegetal.

• Malla de cables de acero: se dispondrá sobre el terreno para estabilizarlo, en continuo contacto con el suelo, para conseguir un efecto de sostenimiento. De esta forma, se protege el talud ante posibles desprendimientos y otros fenómenos de inestabilidad superficial.

Se estima que el plazo de ejecución de las obras es de 6 meses, con un presupuesto de 1.973.414,77€.