Investigarán el genoma de la Posidonia para protegerla

Investigarán el genoma de la Posidonia para protegerla

El Institut Mediterrani d’Estudis Avançats (IMEDEA, CSIC-UIB), la Fundación General CSIC y el Grupo Iberostar, a través de la Fundación Iberostar, presentan el proyecto PosiGenome, que tiene como propósito estudiar y desgranar el genoma completo de la Posidonia oceánica, la especie emblemática de los ecosistemas costeros mediterráneos. El estudio pretende secuenciar el genoma de esta planta fanerógama mediante la aplicación de tecnologías de secuenciación modernas, con el objetivo de conseguir una mayor protección y conservación de la especie.

PosiGenome quiere poner las bases de la genómica de la Posidonia oceánica y facilitar, de este modo, la realización de futuros estudios genéticos de forma similar a los avances genéticos obtenidos para el proyecto genoma humano. En concreto, se construirá un genoma de referencia de alta calidad y precisión que permita identificar, anotar y estudiar los genes y otros elementos funcionales involucrados en distintos mecanismos básicos de la biología de la planta. Así, se entenderán mejor sus procesos de germinación, floración, fotosíntesis, división celular, elongación de la pared celular, ramificación y adaptación al medio marino. Asimismo, con el estudio de su genética, esta investigación permitirá analizar y comparar íntegramente la variabilidad genética de las praderas del Mediterráneo aportando, además, nuevos conocimientos sobre su historia evolutiva.

Esta iniciativa es vital para identificar si existen poblaciones de Posidonia oceánica más resistentes que otras, cuáles son las más vulnerables y para entender cómo reaccionan las diferentes variantes ante determinadas condiciones medioambientales. Todo esto permitirá implementar planes de conservación específicos para cada zona, así como regenerar las praderas mediante la selección genética de semillas con características más específicas para cada región mediterránea.

El papel de la Posidonia en nuestras aguas

La Posidonia oceánica desempeña un papel fundamental como generadora de hábitats en el Mediterráneo. Su presencia afecta a la producción de oxígeno, es fijadora limpia de carbono, influye en la dinámica sedimentaria y proporciona refugio a numerosos organismos vitales para preservar la salud marina.

Determinar su genoma tiene implicaciones para abordar cuestiones fundamentales en el campo de la biología comparativa, la genética y la conservación de la biodiversidad. Los resultados de la investigación serán como el «libro de instrucciones» moleculares que definirá la forma del organismo para que funcione y se reproduzca. Su descodificación abre literalmente todo un mundo de posibilidades para entender su biología y analizar los factores que determinan su supervivencia.

Hasta el momento, los estudios genéticos realizados en este organismo han sido muy limitados por la ausencia de un genoma de referencia como el que se pretende estudiar. La urgencia de este estudio es, hoy en día, más notoria debido al cambio climático y otros impactos que provienen de actividades relacionadas con la acción humana, que afectan a la calidad de vida de los organismos marinos y la salud de nuestras costas.

656840_posidoinia-imedea.png

Detalles científicos y calendario de la investigación

El objetivo de PosiGenome es ensamblar la secuencia continua de cada uno de los 20 cromosomas que posee Posidonia oceánica con el fin de fomentar un cambio de paradigma en la cantidad, calidad y magnitud de los estudios genéticos aplicados a su manejo y conservación.

Tras la presentación oficial del proyecto, en noviembre de 2021, el equipo investigador recogerá muestras de la planta en las costas baleares. A partir de entonces, empezará a investigar, que durará hasta 2024. Todo el proceso irá acompañado de la realización de talleres experimentales para escuelas que explicarán la historia de la posidonia y que contribuirán a la divulgación de conocimiento sobre esta especie clave para la salud de los ecosistemas mediterráneos.

Partes implicadas en el proyecto

La investigación está liderada por el Institut Mediterrani d’Estudis Avançats (IMEDEA), que es un instituto conjunto del Consejo Superior de Investigación Científicas (CSIC) y la Universidad de las Islas Baleares (UIB). Sus principales áreas de investigación son la biodiversidad, conservación, genética, ecología, recursos marinos, cambio climático y oceanografía, especialmente en praderas de Posidonia oceánica. El proyecto está liderado por el doctor Joan Pons (IMEDEA) y participan Jorge Terrados, del mismo instituto, Laura Botigué, del Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG) de Barcelona, ​​y Hugo de Boer, de la Universidad de Oslo (UiO ).

Por su parte, Grupo Iberostar, a través de la Fundación Iberostar, participará como colaborador y aportará financiación para desarrollar el proyecto a nivel local, nacional e internacional. Iberostar, con su movimiento Wave of Change, trabaja desde 2017 para abordar los grandes desafíos que afrontan los océanos, utilizando los puntos fuertes del sector público y privado para idear soluciones. En 2020, la empresa logró el objetivo de no utilizar