La hepatitis aguda infantil

La hepatitis infantil aguda

La hepatitis aguda infantil es otro tipo de hepatitis de la que se ha empezado a hablar a mediados de abril. Los casos van aumentando pero sin alarmarse. Recientemente, a nivel mundial, se han descubierto alrededor de 250 casos de los que aproximadamente 25 se han dado en nuestro país. ¿Por qué es una hepatitis distinta? Porque no está causada por los virus normales que causan la hepatitis, que son los 5 conocidos A, B, C, D y D, que transmite cada uno de distinto modo.

Esta es un hepatitis del que no se conoce muy bien el origen. La hepatitis produce la inflamación del hígado. Hay otras muchas causas que pueden producir esa inflamación, pero en los niños llama la atención la rapidez con la que evoluciona.

¿Cuál es la causa?

Se está nombrando al adenovirus (Miembro de una familia de virus que pueden causar infecciones en las vías respiratorias, los ojos y el tubo gastrointestinal) como posible causante. No nos debemos asustar porque el adenovirus ha estado con nosotros durante muchos años y es el causante de síntomas como el refriado común. ¿Qué ha sucedido en los niños afectados por hepatitis infantil aguda? que se ha detectado el adenovirus. En ocasiones también se ha detectado el adenovirus junto al covid, pero tampoco se puede justificar al covid como causa de estas hepatitis, porque muchos de estos niños al estar en edad infantil no habían sido vacunados contra el covid.

Los expertos se están enfocando en el adenovirus y los llamados cofactores, incluso ambientales, pero todavía no se puede afirmar nada.

El doctor Jorge Muñoz, en su consulta Espacio Jorge, el pediatra

¿Cuáles son los síntomas?

Empiezan con diarreas, vómitos. Lo más frecuente es dolor abdominal, los peques se encuentran mal. Algo muy importante es que casi nunca hay fiebre. Lo más importante es que para afirmar que sufre la hepatitis infantil aguda es que el pequeño tiene ictericia. La ictericia provoca que el blanco de los ojos se vuelve de un color amarillento, aunque también en algunas zonas del cuerpo la piel se vuelve algo amarillenta, pero sobre todo, nos debemos fijar en la parte blanca de los ojos. El pipi coge un color muy parecido al de la coca cola y la heces cogen un color pálido.

Esto es lo que nos hace distinguir entre un cuadro gastrointestinal normal de diarrea y vómitos con uno que se llama la hepatitis aguda infantil. ¿Evoluciona rápido, a peor? Pues se ponen malitos rápidamente. Para evitar el empeoramiento, están los hospitales y los centros de salud. En algunos casos requiere hospitalización y en casos muy excepcionales, en España ha habido un caso, que requieran un trasplante hepático.

Tenemos que ser conscientes de que cuando se investiga una enfermedad a parecen más casos. hora estamos detrás del adenovirus como posible causa de la hepatitis y cuando se sepa un poco más; relaciones del adenovirus que vayan juntos con los cofactores mencionados antes, os iremos informando de lo que nos digan nuestros expertos.

ESPACIO JORGE EL PEDIATRA