La nueva tendencia para 2023 es la meditación en bañeras de hielo

La nueva tendencia para 2023 es la meditación en bañeras de hielo

La sociedad cada vez está más expuesta a mayores estímulos que en ocasiones terminan generando estrés, el cual no es beneficioso para la salud. En la actualidad, gracias a las campañas y las nuevas generaciones que están más concienciadas en la importancia de la salud mental, se trabaja para reducir ese estrés con diferentes métodos. Uno de los preferidos por profesionales y sus usuarios es la meditación. Está práctica lleva practicándose miles de años para trabajar y mejorar la salud física y mental. En España son cada vez más numerosos los locales de gimnasios o incluso únicamente especializados en la meditación. Los usuarios predominantes en estos locales son las mujeres. Según indican los lectores de estarguapas.com esto tiene varias razones de ser así: las mujeres no tienen tanto prejuicio a la hora de acudir a realizar un ejercicio que no utiliza la fuerza física como método principal y además se observa que el porcentaje de mujeres que sufren trastornos como el estrés, ansiedad u otros problemas a los que la meditación ayuda, es un 30% más que el de los hombres. Cuatro de cada cinco usuarios de clases de meditación son mujeres y de estas, la mitad sufre ansiedad.

La meditación ha pasado a ser una herramienta para superar o mejorar la salud, que además se ha puesto de moda por las distintas metodologías que existen dentro de la propia práctica. La última tendencia son los baños de inmersión en hielo, una técnica usada principalmente por deportistas para calmar los músculos cansados, pero qué pasó rápidamente a usarse por personajes famosos y ahora se está popularizando entre toda la población.

Meditación en bañeras de hielo

Los beneficios de esta práctica y los que tiene en común con la meditación:

  • Reducir el estrés y la ansiedad. El estrés y la ansiedad son problemas comunes en las mujeres, y pueden tener un impacto negativo en la salud física y mental. La meditación puede reducir el estrés y la ansiedad al ayudar a las personas a relajarse y a enfocarse en el momento presente. Esto además puede servir a las mujeres a manejar mejor el estrés y la ansiedad en su vida diaria.
  • Mejorar el sueño. Muchas mujeres sufren de insomnio, y esto puede tener un impacto negativo en su salud física y mental. La meditación puede mejorar el sueño al ayudar a las personas a relajarse y a desconectar. Esto consigue que se pueda dormir mejor y sentirse más descansado.
  • Mejora la salud cardiovascular. Las mujeres tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular que los hombres, y es importante tomar medidas para reducir ese riesgo. La meditación puede mejorar la salud cardiovascular al ayudar a las personas a reducir el estrés y a controlar la presión arterial.
  • Cuidar la salud mental. Muchas mujeres sufren de problemas de salud mental, como la depresión y la ansiedad. La meditación puede mejorar la salud mental al ayudar a las personas a manejar mejor el estrés y a tener una mayor conciencia de sus pensamientos y emociones. Esto hace que las mujeres se sientan más equilibradas y tengan una mayor calidad de vida.
  • La meditación también puede ayudar a las mujeres a tener una mayor conciencia de su cuerpo y sus necesidades. Muchas mujeres tienen dificultades para escuchar sus cuerpos y para saber cuáles son sus necesidades. Con las técnicas adecuadas, se puede llegar a comprender mejor cada parte de nuestro cuerpo, cómo funciona y aceptarse a sí mismo.

La meditación, a pesar de ser ahora mismo una moda más que se incluye dentro de los propósitos de comienzo de año, es en realidad un ejercicio que todos podemos hacer de manera sencilla en casa. Sus múltiples beneficios sirven de ayuda en cualquier momento de la vida de las personas, por lo que es una gran idea introducir esta práctica en nuestra vida diaria.

LA PALMESANA MAGAZINE