InicioCULTURALLa Trapa, el silencio que siguió al viento

La Trapa, el silencio que siguió al viento

Published on

Los trapenses son miembros de la Orden Cisterciense de la Estricta Observancia, conocidos por vivir una vida monástica de austeridad, pobreza, castidad y, en particular, un voto de silencio.

Fueron expulsados de Francia por Napoleón Bonaparte tras la Revolución Francesa, estableciéndose en Santa Maella (Zaragoza). Posteriormente, la comunidad de monjes trapenses se estableció en Mallorca en 1810 en una propiedad que les fue ofrecida por el canónigo Pere Roig en el Valle de Sant Josep de s’Arracó. A raíz de su presencia, el valle pasó a ser conocido como La Trapa. La vida de los trapenses se caracteriza por la dedicación a la oración, el trabajo manual y la vida en comunidad, todo dentro de un estricto ambiente de silencio.

Además de sus actividades espirituales, los trapenses llevaron a cabo una notable transformación del valle. Construyeron terrazas agrícolas (bancales) y establecieron un sistema de captación de agua que les permitió cultivar cereales, legumbres, verduras y frutales. Es posible que contaran con la ayuda de constructores locales mallorquines para crear estos bancales, pero los trapenses ya tenían experiencia en técnicas agrícolas y de gestión del agua, lo que les permitió aprovechar eficientemente los recursos naturales de la zona.

La presencia de los trapenses en Mallorca no solo tuvo un impacto en la vida espiritual y religiosa de la isla, sino también en el ámbito agrícola y ambiental, contribuyendo a la transformación y mejora de la tierra en la que se establecieron.

La breve estancia de la comunidad trapense en Mallorca y su posterior partida en 1813 y 1824 marcó el final de su presencia en La Trapa. Después de su partida, la propiedad de La Trapa cambió de propietario en varias ocasiones, y los edificios del monasterio fueron objeto de adaptaciones y cambios para diferentes usos. Se construyeron más bancales y otras edificaciones, lo que refleja la evolución de la propiedad y su adaptación a las necesidades cambiantes.

A mediados del siglo XX, la explotación agrícola se abandonó, y los edificios comenzaron a degradarse. Esto es un ejemplo de cómo las propiedades históricas pueden cambiar de función a lo largo del tiempo y cómo el abandono y la falta de mantenimiento pueden llevar a la deterioración de edificios y estructuras históricas.

Adquisición de la finca por el GOB

A finales de los años 70 del siglo pasado, el enclave de La Trapa se enfrentó a una clara amenaza de parcelación y urbanización, lo que habría significado la destrucción de su hábitat natural. Para evitar la destrucción del lugar, el GOB (Grup Balear d’Ornitologia i Defensa de la Naturalesa) propuso la adquisición de La Trapa con el objetivo de conservarlo y protegerlo.

El GOB creó y promovió la creación de «Amics de La Trapa» (Amigos de La Trapa), una iniciativa que desempeñó un papel crucial en la adquisición del espacio natural. Esta iniciativa no habría tenido éxito sin el apoyo y la movilización de la sociedad civil local, que incluyó particulares, empresas, instituciones públicas y asociaciones. Además, se contó con el respaldo de entidades conservacionistas nacionales y extranjeras como WWF, Frankfurt Zoological Society y el International Fund for Monuments.

Para recaudar los fondos necesarios, se puso en marcha una suscripción popular, una fuente de recursos que involucró a la comunidad local en el proyecto. Además de la compra, La Trapa recibió protección legal adicional a través de diversas figuras de conservación, como Zona de Especial Protección para las aves (ZEPA), Zona de Especial Conservación (ZEC) y Paraje Natural. Además, forma parte de la Sierra de Tramuntana, que es Patrimonio Mundial de la Humanidad.

La Trapa es un ejemplo de cómo la sociedad y las organizaciones pueden unirse para preservar un valioso espacio natural y protegerlo de amenazas de desarrollo. Además, demuestra la importancia de la colaboración entre la sociedad civil, organizaciones conservacionistas y entidades públicas para lograr la conservación y protección de áreas naturales de relevancia ecológica y cultural.

Incendios que cambiaron la gestión de los recursos de la finca

Los dos incendios forestales que afectaron a La Trapa después de su adquisición por parte del GOB han tenido un impacto significativo en la historia reciente de la finca y han requerido cambios en su gestión para promover la recuperación forestal.

En junio de 1994, un incendio forestal se desató como resultado de una quema agrícola no autorizada en una finca vecina. Este incendio arrasó unas 1.300 hectáreas, incluyendo toda la superficie forestal de La Trapa. El proceso de recuperación forestal fue lento debido a la falta de suelo fértil en algunas áreas, debido a la erosión causada por este incendio y otros eventos pasados.

El segundo incendio ocurrió en julio de 2013, a consecuencia de los restos de una barbacoa realizada por un vecino de Andratx. Este incendio, que duró quince días, quemó más de 2.300 hectáreas en la Sierra de Tramuntana, afectando a tres municipios (Andratx, Calvià y Estellencs) y convirtiéndose en el peor incendio registrado hasta el momento en las Islas Baleares. El fuego alcanzó La Trapa, quemando el 50% de la finca y gran parte del trabajo de recuperación realizado por el GOB en los diecinueve años anteriores.

Estos incendios demostraron los desafíos continuos en la gestión y conservación de espacios naturales, así como la importancia de medidas de prevención y de educación sobre el uso seguro de áreas forestales. Tras el segundo incendio, es probable que el GOB haya tenido que reevaluar su estrategia de restauración y conservación de La Trapa para abordar los impactos de estos eventos y restaurar el hábitat forestal dañado.

Es alentador saber que, a pesar de los desafíos presentados por los incendios forestales, La Trapa está avanzando en su proceso de recuperación gracias a la colaboración del GOB y el voluntariado. Este esfuerzo conjunto demuestra el compromiso continuo con la preservación y restauración de este importante espacio natural y cultural en la Sierra de Tramuntana. Algunas de las áreas clave de trabajo y enfoque incluyen la restauración de la cubierta vegetal y la recuperación de la finca después del último incendio son esenciales para devolver el hábitat a su estado natural y promover la biodiversidad.

Se sigue trabajando en la conservación de los elementos arquitectónicos y culturales en La Trapa para lograr la conservación del patrimonio etnológico y la preservación de las tradiciones y modos de vida de la comunidad que habitó o utilizó La Trapa en el pasado. La promoción del uso público sostenible y responsable del área es importante para permitir que las personas disfruten de La Trapa mientras se protege y conserva el entorno y para ello se promueven talleres y excursiones a este enclave.

La colaboración entre el GOB y el voluntariado es fundamental para lograr estos objetivos y para garantizar que La Trapa siga siendo un lugar especial para la comunidad local y los visitantes, al tiempo que se promueve su conservación a largo plazo.

Latest articles

Mallorca publica la Orden de Vedas para la temporada 2024-2025 con un calendario más amplio de caza

El Boletín Oficial de las Islas Baleares (BOIB) ha publicado hoy la Orden de...

Plàcid Pérez explora el sistema de defensa y las cavallerías militares de Mallorca tras la conquista

Plàcid Pérez i Pastor, destacado historiador y archivero, presenta su nuevo libro que analiza el sistema de defensa articulado en Mallorca después de la conquista

Ayudas de 1,6 millones para el programa de ocio adaptado para niños y adolescentes con grado II o III de dependencia

El Boletín Oficial de la comunidad publicó, el 24 de mayo, las ayudas destinadas...

Depresión en la cabina: Salud mental en la Industria Musical

Este viernes 31 de Mayo a las 12h en Casal Sa Fabrica, en Inca, tendrá...

More like this

Mallorca publica la Orden de Vedas para la temporada 2024-2025 con un calendario más amplio de caza

El Boletín Oficial de las Islas Baleares (BOIB) ha publicado hoy la Orden de...

Plàcid Pérez explora el sistema de defensa y las cavallerías militares de Mallorca tras la conquista

Plàcid Pérez i Pastor, destacado historiador y archivero, presenta su nuevo libro que analiza el sistema de defensa articulado en Mallorca después de la conquista

Ayudas de 1,6 millones para el programa de ocio adaptado para niños y adolescentes con grado II o III de dependencia

El Boletín Oficial de la comunidad publicó, el 24 de mayo, las ayudas destinadas...