Los 7 sabores más demandados de croquetas en 2022

Los 7 sabores más demandados de croquetas en 2022_1

La tienda online de croquetas gourmet, Croquetasricas.com, quiere celebrar el Día Internacional de la Croqueta, hablando sobre este día y para ha elaborado un estudio sobre las croquetas más demandadas en 2022 y recuerda 3 errores típicos al hacer una croqueta.

Cada 16 de enero, celebramos el día mundial de la croqueta, uno de los platos más consumidos en el país y que gustan tanto a mayores como a pequeños.

Por estas fechas, es posible que pueda surgir alguna ruta de croquetas por distintos bares de las distintas ciudades de la península.

Sabores más demandados de croquetas en 2022

1.- Jamón ibérico 

2.- Setas (boletus, champiñones, etc) 

3.- Pescado (el bacalao es el líder) 

4.- Queso (azul, cabrales, Gorgonzola, Idiazabal, etc) 

5.- Carne (pollo, cocido, rabo de toro, chorizo, morcilla, jamón york)

6.- Marisco (gambas, changurro, carabineros, chipirones, etc) 

7.- Verduras (zanahoria, puerro, calabacín, etc) 

Las croquetas de jamón ibérico han sido, como siempre las más demandadas en 2022, una variedad muy castiza en la península.

Cabe destacar que las croquetas de queso, han subido un puesto en detrimento de las de carne. ¡Cada vez más hay más amantes del queso!

3 Errores que se cometen al hacer una croqueta

A la hora de elaborar una croqueta, se pueden cometer algunos errores como los que te vamos a comentar a continuación: 

  • Utilizar ingredientes de baja calidad

La materia prima es una parte fundamental para las croquetas y se puede marcar la diferencia con eso. Hay que utilizar ingredientes buenos: leche entera de vaca, mantequilla, harina y gran porcentaje del ingrediente principal (jamón ibérico, queso, etc.).

  • No cocinar bien la harina haciendo la bechamel

Hay que cocinar bien la harina con la mantequilla, para que esta pierda su sabor a crudo, esto es muy importante al empezar a hacer nuestra salsa bechamel.

  • Aceite a baja temperatura 

Cuando hay que freír unas croquetas en una sartén o freidora, es imprescindible además de echar abundante aceite, que esté muy caliente (entre 180-190 °C).