Los Cresques y el Atlas Catalán

Si hay figuras relevantes de la cultura mallorquina en el Siglo XIV esos son los Cresques. Abraham Cresques y su hijo Jafuda Cresques. Estos cartógrafos judío mallorquines crearon el Atlas Catalán, el mapa cartográfico más importante de la Edad Media. A Abraham se le conocía como el iluminador de mapamundis y brújulas. De oficio relojero e inventor de instrumentos náuticos, su trabajo de investigación fue considerado un arte. Su hijo Jafuda asimiló todos esos conocimientos y fueron el tándem perfecto para el progreso de la cartografía y la exploración náutica.

Entre los siglos XIV y XV Mallorca fue la encrucijada de las comunicaciones comerciales del Mediterráneo. La flota mallorquina transportaba productos del Levante hacia el norte de Europa, por lo que era una escala obligada para los comerciantes genoveses con rumbo a Brujas, Londres o Southampton.

jafuda_3.jpg

En esa época la isla era la principal productora de portulanos o cartas náuticas de Europa. Los portulanos, además de instrumentos de navegación, eran una representación de la geografía física y política, donde también se señalaba la flora y la fauna.

Los Cresques fueron nombrados familia real por el rey Pedro el Ceremonioso, quien fue el que les encargó la realización del Atlas Catalán de 1375. El Atles Català consta de seis pergaminos. Dos de ellos contienen información cosmológica, astronómica, astrológica, un calendario perpetuo, una tabla para el cálculo de las mareas y la figura de un hombre marcado por los signos del zodíaco. Los cuatro restantes reproducen cartas náuticas del Mediterráneo oriental y occidental, así como de los territorios asiático y africano, que se conocían hasta ese momento. Abarca desde el meridiano de Canarias hasta el mar de la China y desde el Trópico de Cáncer, aproximadamente, hasta el paralelo 60 N. Es el primero en incluir una Rosa de los Vientos con los 32 rumbos y los nombres de los 8 vientos; Tramontana, Grego, Levante, Laxaloch, Metzodi, Labetso, Poniente y Magistro.

jafuda_2.jpg

En 1391, con motivo del saqueo de la judería de Palma, Jafuda se vio obligado a convertirse al cristianismo y se bautizó con el nombre de Jaume Ribes. Jafuda se fue a vivir a Barcelona, por la insistencia del rey Juan I de Aragón que le encargó un mapamundi con las características del anterior. Aunque esta vez no podría contar con su padre, fallecido unos años antes.

Hacia 1420, fue contratado por el infante Enrique de Portugal, para dirigir el taller cartográfico de Sagres. En donde fue nombrado “Maestro Jacome de Malhorca”. La Escuela de Sagres fue una institución portuguesa del siglo XV, ligada al infante de Portugal, Enrique el navegante, que tras intervenir en la conquista de Ceuta, reunió desde 1417 en la ciudad de Sagres , fundada por él mismo en el Cabo de San Vicente, personalidades científicas y técnicas ligadas a la navegación oceánica. Su función, más que una escuela náutica en el moderno concepto de la palabra, Sagres fue un lugar de reunión de marineros y científicos, donde intercambiar información y técnicas, diseñar mapas, construir barcos y organizar expediciones.

jafuda_51.jpg

De los diversos mapamundis que confeccionó con su padre sólo se conserva el Atlas catalán de 1375 en la Biblioteca Nacional de París.

El día 2 de septiembre de 2007, coincidiendo con la VIII Jornada Europea de la Cultura Judía, tuvo lugar la inauguración de la estatua en recuerdo del cartógrafo Jafuda Cresques, obra de la escultora María Isabel Ballester, ubicada en la plaza del Temple, muy cerca del Temple y de la Sapiència, donde se situaba la casa de los Cresques.

jafuda_4.jpg

FUENTES

Balearsculturaltour
Elpoderdelaalhambra
yoescribo
Valdeperrillos
Prezl
Atlas ilustrado de Cristóbal Colón