Propuesta educativa y participatiba ‘Cementiri Llull’

Propuesta educativa y participatiba ‘Cementiri Llull’

El Casal Solleric inaugura este jueves 26 de mayo a las 19.30h la propuesta educativa y participativa Cementiri Llull, una iniciativa de Ricard Huerta que reivindica la figura de Ramon Llull y el cementerio como espacio educativo, de memoria y respeto, así como espacio de reflexión. Huerta es miembro de Creari Grup de Recerca en Pedagogies Culturals de la Universitat de València (UV). Este planteamiento forma parte de una investigación universitaria compartida entre la Universidad de las Islas Baleares (UIB) y la UV.

Cementiri Llull es un proyecto artístico y educativo que, como hace Huerta con sus iniciativas, combina la innovación y la inclusión desde una perspectiva cultural, participativa y tecnológica. En este caso, se trata de reivindicar el cementerio como espacio educativo en artes, como lugar para la memoria y el respeto y un entorno de reflexión paciente, un ámbito artístico excepcional y de reivindicación patrimonial.
Además, se reivindica la figura de Ramon Llull desde su vertiente local, entendiéndola como icono representativo de Mallorca y atendiendo a su programa universal, ya que la literatura y los saberes lulianos son fuente de actualidad constante a escala global.

La propuesta engloba una serie de acciones: la exposición en el Casal Solleric, conferencias temáticas, difusión interactiva online, debates sobre arte y educación, talleres de educación patrimonial, visitas comentadas y acciones participativas.

Por lo que respecta a la exposición, la conforman tres ámbitos diferentes y complementarios: la acción artística de Ricard Huerta; la acción artística participativa para reunir las aportaciones de las personas que participan; las intervenciones para difundir el proyecto artístico y educativo.

Las obras de Ricard Huerta defienden la idea del cementerio como un espacio artístico, de respeto, de memoria y de recuerdo. Se podrán ver 21 fotografías de diferentes cementerios del mundo y 26 pinturas basadas en textos de Ramon Llull. La muestra también incluye un mural dedicado a Llull, pintado directamente en el muro de la sala de exposición.

La acción participativa reúne imágenes especialmente de personas vinculadas a la UIB (alumnado, profesorado y personal de servicios). Cada una presenta una fotografía de un cementerio de Mallorca. Puede ser un detalle pero también una panorámica o alguna construcción. Además de la fotografía, cada participante aporta un texto muy breve en el que explica el motivo de la elección.

Cementiri Llull también debe servir para generar debates y actividades participativas, tan presencial como a través de redes sociales y plataformas interactivas.