Tres pollos de halcón en Bellver para controlar la población de palomas

Tres pollos de halcón en Bellver para controlar la población de palomas

El área de Sanidad y Consumo del Ayuntamiento de Palma y el Consorcio para la Recuperación de la Fauna de las Islas Baleares (COFIB) de la Consejería de Medio Ambiente y Territorio ha instalado esta semana dos pollos de halcón en el Castillo de Bellver con el objetivo de controlar la población de palomas de la zona y disuadirlas, evitando así la erosión del patrimonio que provocan sus heces.
La introducción de estos dos pollos, y de un tercero durante la próxima semana, se realizará siguiendo el método Harking de introducción de especies beneficiosas para el entorno. Estas semanas se hará un seguimiento exhaustivo por parte de los técnicos especializados y se realizará una evaluación continuada de esta acción para determinar su evolución.

Esta acción se integra en el programa integral para el control poblacional ético de palomas que el año pasado fue presentado por el área de Sanidad y Consumo a representantes de las entidades Baldea (Plataforma Balear para la Defensa de los Animales), Federación Balear de columbofilia , Club de Colombofilia de Palma y SEO-Virot (Sociedad Española de Ornitología/BirdLife) y en el Grupo de Ornitología Balear (GOB).

Este programa contempla un conjunto de actuaciones para hacer frente a la población excesiva de palomas en determinados lugares de Palma evaluando el sitio, la convivencia con otras especies y la necesaria protección del patrimonio.

Así, en este punto de Palma con presencia de otras aves, esta acción se ha evaluado como la óptima frente a otras cómo pueden ser de uso de piensos anticonceptivos.

La concejala de Turismo, Sanidad y Consumo, Elena Navarro, agradece tanto a los técnicos municipales como a los técnicos del COFIB de la Dirección General de Espacios Naturales y Biodiversidad su implicación. «Se ha trabajado de forma conjunta para preparar un espacio idóneo para que los halcones se encuentren en las mejores condiciones posibles y se han elegido dos piojos de halcón para que, en un futuro próximo, hagan de Bellver su lugar de residencia» ha dicho.