Aina Bauza da el primer paso para cumplir el reto de la Mini Transat

Aina Bauza da el primer paso para cumplir el reto de la Mini Transat

La regatista del Club de Vela Port d’Andratx (CVPA) tiene como objetivo ser la primera balear en atravesar el Atlántico en solitario participando en la Mini Transat 2023.

Finaliza la regata de altura Solo Med 2022, con la que obtiene más de la mitad de las 1.500 millas en regata necesarias para poder cumplir el sueño de participar en la Mini Transat en 2023, a bordo de su embarcación ‘Redó’, de 6,5 metros y sin ayudas, sin consumo de combustible, tan solo con el impulso del viento y una placa solar a bordo.

La próxima parada en su camino es hacer, en las próximas semanas y dependiendo de la meteo, las millas en solitario que exige la organización de la Mini Transat, navegando de Mallorca a Córcega y vuelta. A continuación, ya en verano, participará en la regata Mare Nostrum, como parte de su preparación para cumplir su sueño oceánico.

Andratx, 13 de abril. La regatista mallorquina Aina Bauza acaba de finalizar la regata de altura Solo Med 2022, con la que obtiene más de la mitad de las 1.500 millas en regata necesarias para poder cumplir el sueño de participar en la Mini Transat en 2023, a bordo de su embarcación ‘Redó’, de 6,5 metros y sin ayudas, sin consumo de combustible, tan solo con el impulso del viento y una placa solar a bordo.

Sin duda es un gran logro y gracias al que la regatista Mallorquina da un primer paso en el ambicioso proyecto en el que se embarcará en 2023, para convertirse en la primera mujer balear en atravesar el Atlántico en solitario participando en la MiniTransat 2023. Tras navegar a bordo de su Mini ‘Redó’ las casi 800 millas de la Solo Med 2022, la deportista del Club de Vela Port d’Andratx (CVPA) se prepara para sus siguientes retos de cara a cumplir el sueño de la Mini Transat 2023.

La Solo Med 2023 concluyó con la llegada a meta de 22 de los 34 regatistas que la comenzaron, es una prueba de la clase Mini 6,50 organizada por la Fundació Navegació Oceànica Barcelona (FNOB) y la Base Mini consistente en la navegación en solitario de más de 800 millas en dos etapas en aguas de Barcelona y  Baleares.

Tras lograr ya la financiación para el proyecto de la Mini Transat, gracias al patrocinio de Ànima Negra, B&G y a la generosidad de decenas de sponsors, entre empresas y particulares, Bauza se concentra ahora en sumar las millas necesarias para participar en la Mini Transat, en poner a punto su embarcación y foguearse en la navegación en solitario a bordo del ‘Redó’.

“La SoloMed 2022 ha sido una experiencia fantástica. Dura por las condiciones meteorológicas que nos hemos encontrado, con rachas de más de 35 nudos, que me han obligado a navegar de una forma muy conservadora y a dejar de lado los menús liofilizados que tenía preparados y alimentarme de piezas de fruta, porque dentro del barco todo era una coctelera” comenta. “pero pese a que falta mucha preparación de equipamientos, el barco va de maravilla, es muy rápido y es increíble cómo planea sobre las olas. Las primeras sensaciones a bordo del ‘Redó’ están siendo muy positivas. Esta regata me ha permitido empezar a conocer el barco, y aprender a resolver situaciones rápidamente. Además, no he roto nada y he llegado a meta. Algo que no han podido hacer más de un tercio de la flota que se han retirado por el camino por averías o roturas serias de material de las embarcaciones”, asegura.

Tras esta prueba, Bauza se prepara para sus siguientes pasos de cara a cumplir el sueño de la Mini Transat en 2023, que exige a los navegantes, para poder participar, que acrediten haber navegado 1.500 millas en regata y 1.000 en solitario. La próxima parada en su camino es hacer, en las próximas semanas y dependiendo de la meteo, las 1.000 millas en solitario, navegando de Mallorca a Córcega y vuelta. A continuación, ya en verano, participará en la regata Mare Nostrum, como parte de su preparación para la Mini Transat.

Con 4.000 millas de recorrido divididas en dos etapas (Les Sables d’Olonne-La Palma y La Palma-Guadalupe), la Mini Transat una de las regatas transoceánicas más exigentes del mundo. En concreto, es la prueba de categoría oceánica con barcos más pequeños, de 6,5 metros de eslora por 3 de manga, sin ningún tipo de comodidad en su interior y sin posibilidad de utilizar cartografía electrónica ni comunicación exterior, más allá de un parte meteorológico diario proporcionado por radio por la organización.

De lograrlo, Bauzá cogerá el testigo de navegantes baleares como Nacho Postigo, Hugo Ramón, José Linares o Felip Moll, convirtiéndose en la primera fémina nacida en Baleares en cumplir este exigente reto.

Bauzá cuenta con un extenso palmarés como regatista del Club de Vela del Port d’Andratx en clases como Optimist, Laser 4.7, Laser Radial e ILCA 6. Forma parte del equipo español de vela y recientemente ha quedado cuarta en el Mundial Offshore junto a Guillermo Altadill.