El Consell de Mallorca opta por el envase retornable y subvenciona el proyecto presentado por Bebidas Puig

El Consell de Mallorca opta por el envase retornable y subvenciona el proyecto presentado por Bebidas Puig

La consejera ejecutiva de Sostenibilidad y Medio Ambiente del Consell de Mallorca, Aurora Ribot, y el director insular de Residuos, Juan Carrasco, han visitado hoy el centro de envase retornable de Bebidas Puig, una de las empresas beneficiarias de la primera línea de subvenciones economía circular del Departamento de Sostenibilidad y Medio Ambiente. La problemática ambiental que se pretende mejorar es reducir la huella ecológica y minimizar la generación de residuos.

El proyecto que presentó Bebidas Puig por el que ha recibido la subvención de 20.000 € servirá para reducir el gran impacto del plástico a través de dos ejes: ampliar el número de envases retornables de vidrio que sustituirán a los envases desechables y mejorar el proceso de reutilización del envase retornable con la recuperación y reciclaje del tapón de plástico.

Se estima que el impacto social de este proyecto de economía circular permita reducir el número de toneladas de envases de vidrio que evitaremos que se conviertan en residuos, el CO2 que no se expulsará a la atmósfera debido a que no se transportarán estos envases de vidrio de la Península a Mallorca y por evitar costoso proceso de reciclaje de vidrio y el número de toneladas de tapones de plástico que no se convertirán en residuos.

Aurora Ribot ha explicado que «iniciativas como la presentada por Bebidas Puig nos acercan a un paradigma nuevo de la economía circular, que nos permite incrementar la eficiencia en la utilización de los recursos y la no generación de residuos».

«Debemos tener claro que, a medio plazo, Mallorca será circular o no será y, por eso, nos enfocamos en promover subvenciones como ésta. Gracias al buen recibimiento, el departamento convocará una nueva línea de subvenciones. Queremos destacar también que, en nuestra isla, existe un tejido económico capaz de gestionar los residuos que genera y, por tanto, puede ser circular de forma completa», ha añadido Ribot.

El director insular de Residuos, Juan Carrasco, ha detallado que «con esta subvención queremos hacer frente a la problemática ambiental mejorando la reducción de la huella ecológica y minimizando la generación de residuos».

Por su parte, Julià Puig, cuarta generación de Bebidas Puig, ha destacado que “en Bebidas Puig estamos muy contentos de haber podido recibir esta subvención del Consell de Mallorca. Nosotros, en un momento dado, decidimos dejar de fabricar plástico para dedicarnos exclusivamente al vidrio y, sobre todo, al vidrio retornable. Por eso estas ayudas son muy importantes, porque incentivan y motivan a las empresas a realizar un cambio hacia un modelo más sostenible y verde».

El proceso que se sigue es el siguiente: se recogen los envases de vidrio no retornables del puesto de venta. Se vuelven a la fábrica de envase retornable, se limpian los envases de vidrio, se reutilizan y se vuelven a llenar. A largo plazo, una vez finalice el ciclo de vida útil de los envases de vidrio retornables, se reciclarán.

Ventajas del proyecto

  1. Permite frenar la producción de recipientes nuevos, reduciendo la huella ecológica y minimizando la generación de residuos.
  2. Se evita la utilización de plástico o vidrio no retornable como materia prima.
  3. Reduce la contaminación porque el vidrio es más fácil de reciclar y menos contaminante.
  4. Retrasa la necesidad de reciclar un producto y aumenta su vida útil.
  5. Mejora el gusto de la bebida, lo que nos permite ofrecer una línea de producto de alta calidad.

El proyecto mejorará la problemática ambiental mediante la incorporación de un total de 191.444 envases de vidrio retornables, distribuidos en envases de 33 cl, 20 cl y 50 cl. En la fábrica también se incorporarán 2.340 cajas para almacenar las botellas de cristal retornables.