Incentivos fiscales para el sector cultural

Incentivos fiscales para el sector cultural

La consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, ha mantenido una reunión hoy con miembros de la Plataforma de Empresas Culturales y Creativas de las Illes Balears (CREA) para informarlos de los nuevos incentivos fiscales que ofrece el Régimen Fiscal Especial de las Illes Balears al sector cultural.

La consellera ha explicado al colectivo que el REIB fiscal, en vigor desde enero, favorece las inversiones tanto a las empresas como a los autónomos creadores e intérpretes, y ha remarcado la importancia de tener en cuenta los incentivos fiscales a la hora de planificar sus inversiones a partir de este año.

Incentivos fiscales para el sector cultural

En concreto, la reserva de inversiones del régimen fiscal del REIB tiene como objetivo incentivar que las empresas de las Illes Balears reinviertan sus beneficios en el archipiélago. En la práctica, supone que los importes destinados a la reserva de inversión no tributan, tal como ha destacado la consellera Rosario Sánchez.

Ello implica reducir hasta el 90 % la base imponible del impuesto sobre sociedades o del impuesto sobre la renta de los no residentes. Además, los autónomos declarantes del IRPF se podrán aplicar una deducción a la cuota de hasta el 80 % de toda actividad que derive de establecimientos situados en las Illes Balears.

La consellera Sánchez ha valorado que el encuentro con la Plataforma CREA ha sido muy provechoso para dar a conocer al sector cultural los beneficios fiscales del REIB para empresas y autónomos y para establecer vías de colaboración para ayudar a difundirlos.

«Es importante que este tratamiento fiscal diferenciado en las Islas tenga la máxima aplicación y extensión posible, para impulsar la producción artística en nuestro territorio», ha declarado la consellera.

También ha recordado que este régimen fiscal, vigente desde el mes de enero, se aplica a las inversiones y los gastos a partir del ejercicio fiscal de 2023 y permitirá obtener estos beneficios fiscales en la declaración que se hará el año que viene.

Además, Rosario Sánchez también ha destacado la línea de créditos ISBA, impulsados por el Govern, como una vía de apoyo al sector cultural y al tejido empresarial en general, con incentivos especiales para financiar inversiones y para contribuir a una mayor diversificación económica en las Illes Balears.

Por otro lado, el encuentro ha permitido compartir la necesidad de adecuar nuevas medidas fiscales para compensar el coste de la insularidad y paliar la desventaja que supone en la proyección exterior del sector de las artes escénicas de las Illes Balears.

Cabe recordar que el Régimen Fiscal Especial de las Islas Baleares se dirige a más de 50.000 empresas y permitirá al tejido empresarial un ahorro en impuestos cifrado en un total de 208 millones de euros. Cada año tendrá un impacto económico estimado en 349 millones en inversiones, mejoras y contrataciones; el equivalente a un 1 % del PIB balear de 2019.