La Institución Moll pide al pueblo del que surgieron las «Rondalles» que contribuya a culminar su edición comentada

La Institución Moll pide al pueblo de lo que surgieron las 'Rondalles' que contribuya a culminar su edición comentada

La Institución Francesc de Borja Moll, cuya creación hizo posible la continuidad de la editorial Moll, ahora Nova Editorial Moll, ha iniciado una campaña de 40 días en Verkami con el objetivo de que la ciudadanía, de la que surgieron las Rondalles mallorquines que compiló Antoni Maria Alcover, contribuya a culminar su edición comentada con el volumen noveno y último, fruto de treinta años de trabajo de los filólogos Josep A. Grimalt y Jaume Guiscafré.

La campaña en Verkami ofrece alicientes para aquellas personas que hagan su contribución económica por adelantado. Se ofrecen ocho fórmulas diferentes, adaptadas a todos los bolsillos, y los beneficios, según sea su aportación, pueden oscilar entre una bolsa de tela con una ilustración de las mismas Rondalles, hasta la colección completa del Diccionario catalán-valenciano-balear, de Antoni Maria Alcover y Francesc de Borja Moll, de cuya culminación se cumplen 60 años en 2022. También Alcover y Moll utilizaron las suscripciones populares para hacer posible su publicación.

La edición comentada de las Rondalles mallorquinas, cuya publicación se inició en 1996, se basa en la catalogación internacional del sistema Aarne/Thompson/Uther. Las fábulas se presentan ordenadas en áreas temáticas y nos permite descubrir la relación que existe con fuentes orales y literarias del mundo. Hay Rondalles que se remontan a Persia. Algunos de los cuentos más conocidos hasta nuestros días, incluso los popularizados por Disney, como La bella y la bestia, ya aparecían en los cuentos. Hay quien ya las contaba Heródoto hace 2.500 años y algunos ya salen en Las mil y una noches.

Esta edición incluye la transcripción literal de las famosas libretas en las que Alcover consignaba el material que recogía de la tradición oral y que le servía como base para la posterior elaboración de los textos. Incorpora el índice de los 246 narradores y narradoras, tanto hombres como mujeres, y de todas las clases sociales, pero sobre todo trabajadores, provenientes de 33 localidades de Mallorca.

La Institución Moll ha pedido al Consell de Mallorca que las Rondalles mallorquinas sean objeto de la declaración de patrimonio cultural inmaterial, con medidas para su salvaguarda. El Ayuntamiento de Palma, por su parte, ha anunciado la proclamación como Hijo Ilustre de Antoni Maria Alcover, coincidiendo con el 160 aniversario de su nacimiento y los 90 años de su muerte.

¿Qué es la Institución Moll?


La Institución Francesc de Borja Moll, como entidad que posibilita esta colección mediante Nueva Editorial Moll, se creó a iniciativa de 65 personas que pusieron dinero de su bolsillo para adquirir los activos de la histórica Editorial Moll y salvar así de la su desaparición un patrimonio extraordinario de ochenta años de edición en catalán desde Mallorca. Nueva Editorial Moll mantiene el compromiso de continuar las grandes series, como las Obras Completas de Alcover y Moll, o la Edición Comentada de las Rondalles mallorquinas.

Las Rondalles mallorquinas

Las Rondalles mallorquines cuentan con una versión fijada, el Aplec de rondaies mallorquinas de Jordi d’es Racó (seudónimo de Antoni M. Alcover). La primera fábula publicada es de 1880 y apareció en La Ignorancia. El primer volumen de Rondalles mallorquines publicadas data de 1886, y Alcover las fue editando mediante la Imprenta Mossèn Alcover. Cuando Moll crea la Editorial Moll, en 1934, hereda el universo alcoveriano que podemos resumir en el Diccionario y las fábulas. Moll es quien las reagrupa en 24 volúmenes y creó la edición popular que hoy perdura. Esta es la edición más conocida y popular también hoy en día y es habitual encontrarla en las estanterías de las casas de los mallorquines. Se culminó en 1972: este año se cumple medio siglo. Esta edición popular de las fábulas recogidas y escritas por Antoni M. Alcover es en sí mismo un tesoro de cultura popular que ha contribuido y contribuye de forma determinante a mantener vivo este patrimonio cultural inmaterial.

La edición comentada y sus autores

El primer volumen de la edición comentada del Aplec de rondayas mallorquinas de Jordi d’es Racó, a cargo de los profesores Josep A. Grimalt y Jaume Guiscafrè, apareció en 1996 y culminará este año con la publicación del noveno y último volumen, veintiséis años después, con Nova Editorial Moll.

Josep A. Grimalt, catedrático emérito de la Universidad de las Islas Baleares, ha llevado a cabo una importante labor de proyección exterior de la tradición literaria de las Rondalles mallorquinas. Esta colección comentada constituye una de sus mayores metas profesionales, a la que se añadió como colaborador Jaume Guiscafrè, profesor titular y director del Departamento de Filología Catalana y Lingüística General de la Universidad de las Illes Balears. Grimalt y Guiscafrè son dos figuras fundamentales en el estudio actual del legado de Antoni M. Alcover, el Apóstol de la Lengua.