Trabajos de adecuación en la cueva prehistórica de Son Caulelles, en Pòrtol, y su entorno

rabajos de adecuación en la cueva prehistórica de Son Caulelles, en Pòrtol, y su entorno

El Consell de Mallorca ha participado en las labores de recuperación y adecuación de la cueva prehistórica de Son Caulelles, en Pòrtol, situada en los terrenos anexos a la nueva residencia de Marratxí para personas mayores en situación de dependencia. Lo ha hecho cofinanciando a través de la ejecución de 1% cultural las obras de adecuación llevadas a cabo por la Consejería de Asuntos Sociales y Deportes, y con la intervención de una brigada del departamento de Patrimonio del Consell, que se ha encargado de limpiar y adecuar este elemento patrimonial.

Se trata de unas obras ejecutadas por el Consorcio de Recursos Sociosanitarios y Asistenciales de las Illes Balears para adecuar la cueva y su entorno y realizar un acceso desde la residencia hasta el yacimiento, a las que se ha destinado el uno por ciento del coste total de la contrucción del centro residencial, tal y como marca la Ley de Patrimonio Histórico de las Islas Baleares.

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, consejera de Asuntos Sociales y Deportes del Gobierno, Fina Santiago, la consejera de Derechos Sociales y presidenta del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), Sofia Alonso, la directora insular de Patrimonio, Kika Coll, y el alcalde de Marratxí, Miquel Cabot, han visitado hoy la cueva prehistórica.

Durante la visita, el técnico de patrimonio Jaume Cardell ha explicado que con estas tareas se ha mejorado el estado de la cueva y del solar y se ha creado un itinerario adaptado desde la residencia, por lo que usuarios y familiares podrán tener acceso directo. Se ha pavimentado el camino, que se detiene seis metros antes de la cueva respetando así su entorno, y se ha construido un margen para acotarlo.

Con esta intervención, se pone en valor uno de los yacimientos arqueológicos más emblemáticos del término municipal de Marratxí, declarado Bien de Interés Cultural. La presidenta del Consell ha remarcado que «de una forma muy sencilla se dignifica el patrimonio cultural del municipio y al mismo tiempo se mejora el entorno y la calidad del servicio de la nueva residencia, que permitirá a los usuarios y familiares disfrutar de un elemento cultural emblemático de Marratxí».

El Consell de Mallorca vela así por la preservación, recuperación y también difusión del patrimonio de la isla. De la misma forma que se dignifica el entorno de esta nueva residencia para personas mayores, que pone en contacto a las personas, la naturaleza y el patrimonio cultural. Así pues, desde el Consell de Mallorca se contribuye a su difusión y conocimiento por parte de la ciudadanía.

La cueva de Son Caulelles, también conocida como cueva des Moro, es considerada uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Marratxí. Es una de las primeras civilizaciones que habitó las Islas Baleares durante la Edad del Bronce, la cultura navetiforme (1700 – 1000 aC aprox.), anterior a la cultura talayótica. En Marratxí, los restos documentados más antiguos corresponden a este período. El nombre de navetiforme es definido por las viviendas llamadas navetas –habitaciones en forma de nave invertida– que podían llegar a formar pequeños poblados.

La función de esta cueva era funeraria. Servía de tumba a un clan o familia, que se enterraba en su interior junto con una serie de objetos (joyas, cerámicas, armas o vajillas, entre otras ofrendas) colocados junto a los cuerpos. En los bancos de los laterales, en cada compartimento, se cree que es donde debían depositarse los cuerpos de los difuntos. El nicho en forma circular de la derecha servía como altar para colocar las distintas ofrendas.

Ubicada en una parcela junto a la residencia de personas mayores en situación de dependencia del municipio, es una cueva artificial de entierro excavada directamente en la roca. De una sola estancia, se accede a través de una pequeña entrada formada por tres escalones que descienden hasta un portal ligeramente redondeado. Mide 10 metros de largo por 2,5 de ancho y una altura de 1,8 metros. El interior se caracteriza por una serie de elementos comunes en las tumbas prehistóricas del período del Bronce Balear, como es la fosa o socavón central rodeado por unos bancos laterales, sobre los que hay unas pequeñas crestas que servirían para formar unos compartimentos diferenciados . En el lateral derecho cercano a la entrada de la cámara podemos observar una abertura de nicho. Generalmente, solía haber uno o más nichos en los lados o en el fondo de la habitación.

Residencia Son Caulelles

La residencia para personas mayores de Son Caulelles ha recibido recientemente el premio Hábitat dedicado a los valores básicos de la arquitectura y el urbanismo en la primera gala de los galardones que otorga el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE). Un galardón que reconoce el proyecto del arquitecto barcelonés Santiago Vives y Sanfeliu en colaboración con los arquitectos mallorquines Tomás Montis Sastre y Adrià Clapés Nicolau.

Está previsto que en septiembre 114 trabajadores se incorporen a la plantilla de este nuevo centro para personas mayores en situación de dependencia y que en octubre empiece a recibir sus primeros usuarios.

El Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), que ha financiado el 50% de la construcción de la nueva residencia junto con la Consejería de Asuntos Sociales y Deportes, gestionará esta nueva residencia con el personal y servicios propios.